Cuatro nuevas muertes elevan a 31 las víctimas del virus H7N9 en China

0
8

    En la misma línea, la Organización Mundial de la Salud, que envió expertos a China para estudiar la enfermedad el mes pasado, indicó que aunque un 40 por ciento de los infectados no tuvieron contacto con aves, "no hay evidencia de que el virus se trasmita entre humanos".

    Además, la organización aseguró que por ahora no hay pruebas de ningún contagio por el consumo de huevos o carne de aves.

    Hasta el momento, la mayoría de los casos de los afectados con el virus se han localizado en el este de China, mientras que 42 personas ya se han recuperado.

Cien hospitalizados tras ingerir alimentos en mal estado

    No só,o la gripe aviar preocupa en este país, ya que Un total de 73 estudiantes y otras 28 personas, en el centro y este de China, fueron hospitalizados luego de ingerir comida en mal estado en el comedor de un colegio y en un restaurante local, respectivamente, informó la agencia Xinhua.

En el primer caso, los estudiantes de la escuela media Xingzhi, en la ciudad de Lianyuan, en la provincia central de Hunan, fueron hospitalizados cerca de las 16:00 horas de la tarde del lunes (8:00 GMT) luego de presentar diarrea y vómitos.

    Las investigaciones iniciales indicaron que la provisión de fideos de arroz en mal estado en el comedor de la escuela causó la intoxicación alimenticia de los estudiantes. Uno de los 73 afectados continúa bajo tratamiento médico, cuatro, en observación temporal y el resto ya retornó a la escuela, detallaron las autoridades locales citadas por Xinhua.

    En el segundo caso, 28 personas fueron hospitalizadas luego de comer en un restaurante de fideos, en la ciudad de Ningbo, en la provincia oriental de Zhejiang.

    Dos de los afectados continúan en cuidados intensivos, mientras que las investigaciones iniciales determinaron que el envenenamiento fue causado por la ingesta de nitrito en la comida. El dueño del local de fideos, apellidado Wang, está en custodia policial mientras que la policía local y las autoridades de salud continúan con las investigaciones respectivas.

    En los últimos años China ha sufrido varios problemas de seguridad alimentaria, como cuando en 2008 decenas de firmas lácteas contaminaron leche infantil con el químico tóxico melamina y que afectó a 300.000 bebés de los que 6 fallecieron.

     En junio del año pasado, las autoridades chinas lanzaron una nueva campaña nacional para incrementar el control y las inspecciones en el sector de servicios del país.