Cuenta atrás para una vendimia adelantada y con una previsión de un descenso del 30 al 40%

0
17

       Por otra parte, el Magrama ha acordado esta semana la retirada definitiva del mercado de un máximo de 4 millones de hectolitros para luchar contra los excedentes, muy concentrados en Castilla-La Mancha aunque con repercusiones globales, al tiempo que plantea un ambicioso plan de actuaciones para regular la oferta, estabilizar mercados y mejorar la organización de este sector.

    Una "hoja de ruta" que recogerá el fomento de organizaciones de productores (OPVs), la puesta en marcha de una Interprofesional del vino, normas de "autorregulación" y una ofensiva en Europea para luchar contra la práctica de algunos de países de utilizar sacarosa para aumentar artificialmente el grado alcohólico del vino.

Una destilacion "dolorosa para todos"


     Pese a que todo el sector pedía al Ministerio una destilación extraordinaria o de crisis -con subvenciones públicas-, finalmente la mayoría de organizaciones del sector han aceptado el plan gubernamental, apremiado ante la necesidad de aliviar cuanto antes los altos stocks y problemas de almacenamiento en puertas de una nueva vendimia que traerá más materia prima a las cooperativas.

     Una medida "dolorosa" pero necesaria, para la mayoría. "Aquí tenemos que responsabilizarnos todos", mantenía el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, y recordó que el sector ha recibido en los últimos cinco años "más de 350.000 millones de las antiguas pesetas" a través del plan de apoyo, por lo que "yo creo que es lo suficientemente maduro para saber lo que tenemos que hacer".

     Sólo Castilla-La Mancha absorbió 2.000 millones de euros en los últimos años por diversos conceptos como promoción o arranques de viñedo, por lo que surgen dudas si el sector ha jugado sus cartas con cabeza o más bien ha fallado en sus estrategias, especialmente en la reestructuración de viñedos ejecutados desde 2008.

     Quizás, de esa falta de planificación vienen los problemas actuales de sobreproducción, que tendrán que pagar quienes lo han provocado, urgidos además a reflexionar y enmendar la plana.

Mejoran algo los precios


     En cuanto a la evolución de los precios, la situación mejora, al menos en alguna categoría. El Ministerio de Agricultura recoge del 30 de junio al 6 de julio una subida del 7,14% para el vino blanco sin indicación geográfica, hasta 2,55 euros/hectogrado, mientras que se mantiene el tinto de mesa en 2,87 euros/hectogrado.

      Por plazas de referencia, el vino blanco se paga a 2,90 euros/hgdo a granel y salida de bodega en Albacete, a 2,91 en Ciudad Real, a 2,69 en Cuenca y a 2,44 en Toledo. Y el tinto, a 3,37 en Albacete, 2,15 en Ciudad Real, 2,61 en Murcia, 2,74 en Toledo y 1,94 en Valencia.