La Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León pondrá en marcha este año la Junta de Arbitraje y Mediación para los contratos agrarios, una nueva herramienta para agilizar la resolución de conflictos en menos tiempo y con menos costes y evitar la vía judicial.

Esta medida se ha anunciado en el acto de constitución del Comité Asesor Agroalimentario de Castilla y León celebrado en el Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo, y creado como un instrumento de participación para el desarrollo del sector en Castilla y León.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha explicado en rueda de prensa que este órgano consultivo en materia agraria, basado en el modelo de Plataformas de Competitividad, se reunirá periódicamente y tendrá como finalidad “asesorar a la administración en todo lo referente a la política agroalimentaria en la Comunidad”.

Busca sobre todo “menos tiempo y menos costes para solucionar los conflictos y evitar la vía judicial”

Marcos ha incidido en “el importante avance” que supone la creación de este Comité, en el que están representadas las tres partes del sector (primario, industria y distribución) y que será “un espacio común” que “va mucho más allá de lo que había hasta este momento” para que interactúen todos los agentes de la cadena de valor y conseguir mayor equilibrio y transparencia.

En este sentido la consejera se ha referido a la apuesta realizada ya con la creación de las Plataformas de Competitividad Productiva, con la puesta en marcha del Observatorio de Precios Agrarios de Castilla y León y con la creación de la figura del Defensor de la Cadena Alimentaria.

Ahora, a estas figuras se va a unir una nueva herramienta, la Junta de Arbitraje y Mediación en contratos agrarios de Castilla y León, que estará presidida por el Defensor de la Cadena Alimentaria.

Precisamente, en el acto de constitución del comité se ha iniciado la tramitación del decreto por el que se creará esta Junta de Arbitraje, un documento que se tendrá que someter a información pública a través del portal del Gobierno Abierto antes de ser aprobado en el Consejo de Gobierno y publicado en el BOCyL a lo largo de este año.

La ventaja de este nuevo instrumento es que cuando haya un conflicto en un contrato agrario se podrá acudir a la mediación en lugar de solucionarlo por vía judicial, facilitando así “una mejor interlocución entre las partes” y sobre todo “menos tiempo y menos costes para solucionarlo” y en definitiva “una mayor agilidad en la resolución”, ha explicado Marcos.

Además este órgano, que estará formado por expertos en arbitraje y mediación ajenos a la administración, tendrá funciones de asesoramiento y realizará propuestas en sus materias tanto a la Consejería como a los profesionales del sector agrario interesados en estas prácticas.

Marcos ha asegurado que esta Junta de Arbitraje es “un paso mas” dentro de la nueva forma de trabajar “absolutamente coordinada” que está impulsando la Consejería de Agricultura “para avanzar en el sector primario y en la industria”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here