Dcoop avisa que en Deoleo "si es más rentable comprar aceite en el norte de África, lo harán"

0
12

    "Nosotros hemos igualado la oferta de CVC para comprarle a Bankia, porque no estábamos dispuestos a lanzar OPA", ha indicado. Según Luque, a Dcoop le hubiera gustado una participación mayor y "haber cogestionado la compañía con un fondo de este tipo, ya fuera CVC, el italiano o cualquiera de los que hicieron ofertas".

      Preguntado por cómo sería el futuro de Deoleo sin Dcoop y viceversa, Luque ha afirmado estar "seguro de que ambas nos pondremos de acuerdo como empresas para el aprovisionamiento (de materia prima), porque Deoleo es el segundo consumidor de aceite de oliva del mundo como envasador y Dcoop es el primer productor".

     "Lo que tengo claro es que hoy Dcoop produce más aceite de lo que consume Deoleo. Y si siguen las cosas como van, en 2014 o 2015 Dcoop va a facturar más que Deoleo, ha añadido.

    El fondo de capital riesgo CVC Capital Partners se hará con un 29,99% del grupo Deoleo, líder mundial en la venta de aceite, por unos 131,5 millones de euros, y lanzará una opa por el 100% de la compañía también a un precio de 0,38 euros por acción.

    Dcoop -nombre actual de la antigua Hojiblanca, tras su fusión con Tierras Altas- cuenta con casi el 10% del accionariado en Deoleo.

Control de la UE a la entrada de la SEPI

     Por su parte, la Comisión Europea vigila la entrada del Gobierno español en el capital de Deoleo, la aceitera española sobre la que el fondo de capital riesgo CVCCapital Partners va a lanzar una opa. El Ejecutivo comunitario sigue de cerca la operación para comprobar que se cumple la legislación europea y advierte de que el Estado español tendrá problemas si se otorga "privilegios o derechos especiales" respecto a otros accionistas.

     Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, candidato popular para las elecciones europeas y posiblemente futuro comisario de la UE, aseguró el viernes pasado que el Estado español "estará presente en Deoleo" a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi).

    Lo que ven los expertos es que España sólo intenta comprar acciones de una compañía. Comprar títulos de este modo no es una restricción al libre movimiento de capitales», afirman fuentes comunitarias a Expansión