De cuando el vino era un camino hacia Dios

0
12

   Santiago Vivanco, en la conferencia, ha dicho que "el vino es lo que nos da de comer cada día a la familia, cuatro generaciones" y ha contado como un negocio pequeño en La Rioja "ha ido creciendo y se ha transformado en algo grande".

    Agustín Dosil, presidente de la Archicofradía del Apóstol Santiago, ha tirado de un clásico para explicar el "lazo profundo" entre el vino y la religión, lo sagrado, mientras que el alcalde de Santiago, Ángel Currás, ha comentado que esta relación "nos resulta familiar" y ha hecho hincapié en la casualidad de que haya coincidido esta muestra con las jornadas de vino y cultura gallega que se celebran en el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC). "Buen maridaje cultural", ha apostillado.

    Eduardo Díez, responsable de actividades culturales y científicas del museo de la cultura del vino Dinastía Vivanco, ha hecho una visita guiada por las cuatro áreas temáticas en las que se divide la muestra: Del Tigris al Nilo, el vino de dioses y reyes; El néctar de los dioses, el vino como elemento sagrado; La viña de Yahvé, el vino de la promesa; y De Caná a Emaús, el vino de la nueva alianza.

    Las 107 obras expuestas pertenecen a la colección privada del Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco, y la mayoría de ellas se exhiben por primera vez al público resultado del esfuerzo conjunto de la Fundación Dinastía Vivanco, el Consorcio de Santiago y la Fundación Ad Sanctum Iacobum Peregrinatio.