Decálogo agrario para evitar los robos en el campo y ayudar a prevenirlos

0
76

    Según señala en un comunicado, en plena campaña de recolección de aceituna, según ha tenido conocimiento la organización por los afectados, se están produciendo robos de la producción que en varios casos no están siendo puestos en conocimiento de la autoridad competente por los interesados. Los agricultores y ganaderos, "han caído en el desánimo ante la reiteración con que son víctimas de hechos de este tipo o parecidos y han desistido de interponer la oportuna denuncia pese a las recomendaciones de la organización", recalcan.

   Unión de Uniones de Castilla-La Mancha reconoce la extraordinaria labor que están llevando a cabo las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y, particularmente, en el caso de los robos rurales los equipos ROCA, a quienes felicitan públicamente por las recientes detenciones realizadas. No obstante, considera que para contribuir a acabar con la sensación de inseguridad y de indefensión que manifiestan los agricultores y ganaderos deberían adoptarse o incidirse en otras medidas que la organización ha trasladado por escrito a la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha y a la Consejería de Agricultura y que, en esencia, son las siguientes:

    Primero: Acelerar la tramitación de la Reforma del Código Penal que incluye el endurecimiento de las penas en robos de productos agrarios o medios de producción con agravantes de uso de elementos peligros o pertenencia a grupo criminal, debiendo estudiarse en la tramitación agravantes por reiteración y reincidencia en los hechos. Entrada en vigor cuanto antes de las Reformas.

   Segundo: Puesta en marcha de un registro telemático para el seguimiento de la delincuencia reincidente  que serviría para tener un mayor control de este tipo de hechos delictivos y facilitaría la aplicación de las reformas legales.

   Tercero: Incrementar las dotaciones de personal y medios a los equipos ROCA y resto de fuerzas y cuerpos de seguridad para extender las labores de vigilancia, persecución e investigación de estos hechos y facilitar  y agilizar al máximo la tramitación de denuncias.

   Cuarto: Incrementar los canales de coordinación entre todos las fuerzas de seguridad intervinientes en las medidas de prevención y contra la comisión de este tipo de hechos en el medio rural, así como con las autoridades administrativas cuya labor pueda incidir en una mayor eficacia en sus trabajos.

   Quinto: Incluir en las obligaciones consideradas como relevantes para la seguridad ciudadana el establecimiento de un sistema de trazabilidad de todos los productos agropecuarios, y de los instrumentos y medios que se usan para su obtención, que hay en los mercados y otros lugares donde habitualmente encuentran salida.
 
   Sexto: Establecer la obligación de comunicación y de un registro de operaciones de las compras de todos los productos agropecuarios y de los instrumentos y medios que se usan para su obtención, para hacer posible la vigilancia y disuasión en la reventa de los productos agrarios o medios de producción robados. Así mismo establecer un estricto control sobre el cumplimiento de las obligaciones administrativas de entrega de las producciones y cosechas cuya procedencia debe estar siempre identificada.

   Séptimo: Hacer un uso efectivo del decomiso preventivo de los vehículos usados en los robos con el fin de evitar que vuelvan a ser utilizados para la comisión de nuevos delitos y evitar la pérdida de elementos de prueba del delito.

   Octavo: Formación a los agentes que intervienen la persecución de este tipo de delitos, en todos los cambios normativos y elementos disuasorios que se derivan de estas medidas y de los instrumentos y medios que la propia agricultura usa para identificar sus elementos afectos (herramientas, maquinaria , … ) a la actividad productiva.

    Noveno: Establecer y aplicar políticas activas de empleo que lleven a la plena ocupación, la mejora de la calidad y productividad del trabajo y el fortalecimiento de la cohesión social y territorial.

   Décimo: Fortalecer la labor de los servicios sociales, públicos y privados, en cuanto a la facilitación de alimentos, a fin de evitar los robos derivados de la lamentable situación de marginación económica que por desgraciada padecen algunos de nuestros conciudadanos.

(Foto: www.unicotos.es)