Declarada la alerta en Monzón al constatarse la presencia de un perro con rabia

0
13

   Además, el pasado viernes se atendió en el centro de salud de la localidad a un joven de 17 años que había sido mordido por un perro asilvestrado que no se pudo localizar, por lo que se procedió a aplicarle el mismo protocolo sanitario.

    Aunque la vacuna contra la rabia es obligatoria en Aragón, las autoridades sanitarias continúan con su investigación para tratar de determinar otros posibles contactos del Pitbull infectado.

    Además, Salud Pública ha reforzado el sistema de notificación de incidencias en las zona de salud de Barbastro, Binéfar, Sariñena y Berbegal dada su proximidad a Monzón.

    El protocolo puesto en marcha obliga a llevar a cabo la vacunación obligatoria, en un plazo de quince días, de perros, gatos, hurones y otros animales de compañía, el aislamiento de animales sospechosos de haber estado en contacto con el Pitbull, el control de animales abandonados y el seguimiento del ganado doméstico.