Defensoría de los Habitantes de Costa Rica pide veda a la pesca de tiburón

0
5

EFE.- La institución presentó un informe en el que advierte que no se conoce a fondo si las diversas especies de tiburones están en peligro y en qué grado, y que hasta entonces lo adecuado es protegerlas, especialmente de la práctica del "aleteo", que consiste en cortar las aletas del tiburón y lanzar el resto del cuerpo al mar.

"En Costa Rica, pese a su importancia, no se tienen programas ni investigaciones científicas dirigidas a analizar el estado de las poblaciones de tiburón y esto no ha permitido la toma de acciones y medidas de ordenación eficaces para regular debidamente la pesca con el fin de asegurar la sostenibilidad del recurso", señala el informe.

El defensor adjunto de los habitantes, Luis Fallas, explicó en rueda de prensa que esta veda demandaría una coordinación de los otros países de Centroamérica, "abordando la problemática que conlleva el aleteo de esta especie de manera integral y como medida cautelar su prohibición hasta no poner en práctica políticas de conservación y protección del recurso tiburón".

Además, la Defensoría costarricense considera que es urgente instruir a los capitanes de las embarcaciones, en especial los palangreros, para que utilicen anzuelos especiales que eviten la afectación física del tiburón en la captura incidental.

También, ordenar a los pescadores liberar a los tiburones vivos de inmediato, en especial los juveniles, y sin causarles daño físico de peligro para su supervivencia.

Para Fallas, el mayor problema que enfrentan los tiburones es el aleteo, "una práctica cruel en contra del animal, que tiene graves implicaciones económicas y ambientales".

Desde el punto de vista económico, apunta el informe, el aleteo "significa un desperdicio de los recursos marino-costeros y pérdida de una gran fuente de alimento rico en proteínas, cuyo descarte afecta la seguridad alimentaria, y desde la óptica ambiental, constituye una seria amenaza a la sostenibilidad de estas especies y su hábitat".

La Defensoría solicitó además que el Gobierno elabore un reglamento que prohíba la importación de aletas de tiburón y el ingreso de tiburones sin sus aletas adheridas al cuerpo de manera natural.

Las aletas de tiburón son un platillo considerado gourmet en varios países de Asia, especialmente en China, donde se le atribuyen propiedades afrodisíacas y de cura a la impotencia sexual, lo cual dispara la demanda de este producto.