Defienden la unión de la oferta de aceite jiennense para influir en los precios

0
2

    Francisco Reyes estuvo acompañado en este acto por la diputada de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, María Angustias Velasco, la directora general de Calidad, Industrias Agroalimentarias y Producción Ecológica de la Junta de Andalucía, Ana María Romero; y la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Purificación Gálvez.

     También por la subdirectora general de Control y Laboratorios Agroalimentarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Cristina Clemente, y otros representantes del sector.

Se ganó "la batalla de la calidad, ahora queda la del precio"


     El presidente subrayó que "el aceite de oliva está en una batalla permanente, aunque algunas las ha ido ganando, como la batalla por la calidad, gracias al tremendo esfuerzo que ha realizado desde el agricultor en el campo, hasta lo realizado en materia de envasado y la comercialización final".

      "El reto ahora está en el precio", argumentó el presidente. Para ello, se hace imprescindible agrupar la oferta que, "sin duda, es la asignatura pendiente del olivar en Andalucía y Jaén".

    El presidente de la Diputación señaló que "no puede ser que haya 350 que vendan en nuestra provincia y 3 que vengan a comprar. Tenemos que acabar con los especuladores que en la provincia campan a sus anchas", apostilló durante su intervención.

      Reyes recordó que la Diputación Provincial es consciente de las necesidades del sector del olivar y junto al Consejo Provincial del Aceite de Oliva "estamos apostando por la comercialización, por la búsqueda de nuevos mercados, cocinas y paladares, pero para ello necesitamos un sector unido".

Cada vez corre más peligro el olivar de  montaña al ser menos productivo


     Los precios bajos, añadió el presidente de la Administración provincial, "ponen en riesgo una parte importante del olivar, especialmente el menos productivo, el de montaña y el que está en pendiente, que al mismo tiempo ha sido el gran castigado por la reforma que se acaba de llevar a cabo de la Política Agraria Común (PAC), que machaca a Andalucía y al sector al aceite de oliva".

     Reyes pidió a quienes forman parte del sector del olivar jiennense que sean "egoístas cuando se hable de aceite porque cualquier decisión y situación nos afecta directamente".

     Añadió que el olivar ha sido fundamental para que la gente siga viviendo en el mundo rural, para que no se produzca el despoblamiento de nuestros pueblos. "Hay batallas que vamos ganando, pero no la guerra, que debe ser nuestro objetivo", concluyó en su intervención.