Del arte a la chapuza sólo hay un paso

0
21

    Desde su inauguración ha sufrido problemas de goteras y la cubierta ha sido reparada en varias ocasiones, aunque sin éxito, han confirmado las fuentes. El problema es que el tejado, de aluminio, es "bastante endeble y con el viento se mueve", un movimiento que genera goteras y humedad.

     Hasta ahora Bodegas Domecq ha tenido "muy buena relación" con todos los agentes que intervinieron en su construcción para proceder a los arreglos pero el problema persiste y la empresa decidió encargar un estudio pericial para acometer una gran reforma de la cubierta.

     "No nos ha quedado más remedio que llevar el asunto por la vía judicial porque cada uno de los agentes que participaron en el diseño y construcción del edificio eludía las responsabilidades", ha aclarado una responsable de Bodegas Domecq, que ha cifrado en aproximadamente 2 millones de euros el coste de la obra.

     Así, la demanda se ha interpuesto contra Santiago Calatrava, las direcciones facultativa y de ejecución de la obra ,y la empresa Ferrovial, todos ellos "responsables", a juicio de Domecq, de que la cubierta no se encuentre en buenas condiciones.

     Las fuentes han insistido, no obstante, en que los problemas del tejado no afectan a la calidad de los vinos ya que en la bodega se toman todas las medidas adecuadas para controlar "en todo momento" la temperatura y la humedad óptimas para la elaboración del vino.