Denuncia que Carrefour está utilizando la sandía negra como reclamo a pérdidas

0
31

   Por eso, no hay razones de mercado que justifiquen esta bajada de precios, salvo la de hacerse con el mercado a costa de provocar una caída de la renta de los productores. De hecho, la sandía negra se encuentra en los lineales de otros supermercados a un precio muy superior. 

   A este respecto, cabe recordar que la Ley de Competencia Desleal, en su artículo 17, establece que la venta realizada bajo coste, o bajo precio de adquisición, se reputará desleal: cuando sea susceptible de inducir a error a los consumidores acerca del nivel de precios de otros productos o servicios del mismo establecimiento, cuando tenga por efecto desacreditar la imagen de un producto o de un establecimiento ajenos, y cuando forme parte de una estrategia encaminada a eliminar a un competidor o grupo de competidores del mercado.

   COAG Andalucía considera que este tipo de prácticas, además de suponer un desprestigio para el producto, provoca un efecto de arrastre a la baja del precio a lo largo de toda la cadena, que acaba imponiendo a los agricultores precios inferiores a sus costes de producción. De hecho, la propia CNC reconoce en un informe sobre las relaciones entre fabricantes y distribuidores en el sector alimentario que esta práctica afecta directamente a la estructura de precios dentro de la cadena, sometiendo a una fuerte presión a todos los fabricantes y productores.

   En opinión del responsable de frutas y hortalizas de COAG Andalucía, Andrés Góngora, “es curioso que se ponga en marcha esta estrategia comercial justo ahora, cuando empezamos a producir en España, y no lo hayan hecho mientras el producto procedía de las importaciones”. Por eso, esta organización agraria reclama a Carrefour que retire esta oferta y deje de tensionar el mercado con prácticas especulativas que atacan frontalmente el interés económico y la generación de empleo en el medio rural. “Si Carrefour persiste en este ataque al sector, no descartamos promover un boicot a sus productos”, concluye Góngora.