La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Cantabria ha denunciado que cerca de 500 ganaderos en toda la región siguen sin haber cobrado el adelanto de las ayudas de la PAC al haber sufrido una inspección aleatoria. En una reunión celebrada esta semana con el consejero de Desarrollo Rural, Jesús Oria, los ganaderos han reclamado también una solución para la tuberculosis bovina y que se recupere el presupuesto que el Gobierno regional destina al medio rural.

La organización de agricultores y ganaderos UPA Cantabria ha reclamado una solución para los ganaderos que siguen sin cobrar el adelanto de las ayudas de la PAC. Más de 500 perceptores habrían tenido, según UPA, la “mala suerte” de sufrir una inspección, lo que automáticamente frena su derecho a cobrar las ayudas.

La delegación de UPA, encabezada por su secretario regional, Alberto Pérez, pidió a Oria un plan urgente para arreglar el problema de la tuberculosis bovina, que está dando muchos quebraderos de cabeza a los ganaderos. “Planteamos que los animales que venga de zonas indemnes de la UE cumplan los mismos requisitos de saneamiento, ya que ha habido casos positivos”, han explicado.

La reunión, en la que participaron también la directora de Ganadería, Beatriz Fernández, y el director de Desarrollo Rural, Miguel Ángel Cuevas, trató también la situación del sector lácteo, para el que UPA pidió más controles para industria y distribución y un mejor precio para los ganaderos.

La situación de los bosques y los planes de prevención de cara a la próxima campaña de incendios fue otro de los asuntos tratados en el encuentro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here