El Seprona de la Guardia Civil ha denunciado en Burgos a los operarios de dos cosechadoras, en las comarcas de Ebro y Arlanza, por incumplimiento de las medidas de seguridad en materia de prevención de incendios forestales, ha informado este viernes22  la Subdelegación del Gobierno en la provincia.

En el primer caso, la Patrulla de Seprona de Miranda de Ebro observó una cosechadora realizando labores agrícolas en una finca de la Comarca del Ebro y al requerir al responsable de la máquina que mostrase los medios de extinción para evitar un conato de incendio, se pudo comprobar que únicamente portaba el extintor de la cosechadora.

En el segundo caso, la patrulla de Santa María del Campo localizó una cosechadora realizando labores agrícolas en un paraje de la Comarca de Arlanza y comprobó que el operario no portaba medios de extinción, salvo el extintor de la cosechadora, y se encontraba cosechando sin que ninguna persona estuviese atenta a las pasadas de la cosechadora para evitar un conato de incendio.

Comprobados los datos de la Agencia Estatal de Meteorología los trabajos se estaban realizando con una temperatura de 34 grados y con una velocidad del viento de 37 kilómetros por hora.

Además, estaba declarada la situación de alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales en Castilla y León.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here