LA UNIÓ de Llauradors ha denunciado que la gran distribución siga inundando los supermercados con patata francesa vieja (patata de conservación) que ha estado varios meses en cámaras de refrigeración cuando aquí ya ha empezado la campaña de patata nueva y por tanto fresca y de mayor calidad.

Los productores de la Comunitat Valenciana llevan ya algunas semanas recolectando patatas nuevas de excelente calidad y están percibiendo por las mismas unos precios medios de entre 0,20-0,25 €/kg, con un mercado muy parado y escasas compras.

La importación de patata francesa en tres años ha subdi más del 20% amparada con envasadoras españolas

Sin embargo, según la organización agraria, la distribución sigue ofreciendo patata francesa de peor calidad y almacenada en frío durante varios meses que es consumida por los consumidores de la Comunitat Valenciana y de España, a pesar de tener aquí ya un producto fresco, nuevo y de gran calidad que tiene dificultades para acceder a los mercados.

Francia se encarga de suministrar la demanda de patata en el mercado español durante los meses de invierno a unos precios muy bajos, pero el problema es que desplazan posteriormente también a la producción temprana nacional hasta agotar las existencias almacenadas procedentes de sus cámaras.

Con esta situación no es de extrañar que la superficie de cultivo de patata descienda año tras año, mientras aumenta el volumen de patata importada. Las exportaciones de patata francesa a España pasaron de 425.000 toneladas en 2013 a 518.000 toneladas en 2016. Por lo que se refiere a la producción regional, en el año 1999 había en la Comunitat Valenciana una superficie de cultivo de más de 8.000 hectáreas y ahora sólo poco más de 2.000.

LA UNIÓ recomienda a los consumidores que comprueben antes de comprar la procedencia de la patata y en el caso de que sea antigua y de mala calidad insten a los supermercados a sustituirlas por las nuevas. También aconseja mirar con detalle la etiqueta pues se presta a confusión porque normalmente la empresa envasadora es española, aunque la procedencia del tubérculo sea francesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here