Denuncian que existen tres sistemas en la Comunitat para ofrecer los precios citrícolas

0
44

    Un estudio elaborado por los servicios técnicos de LA UNIÓ refleja esa disparidad en los precios de los tres organismos pues por ejemplo la media de los precios semanales de Conselleria de Agricultura (máximos) revela que han subido esta campaña sobre la anterior un 16%, el Observatorio (media en teoría entre máximo y mínimo) un 35% y la Lonja de Cítricos un 11%.

    Otra circunstancia que se comenta mucho entre los productores citrícolas es que los precios de los diversos organismos están demasiados hinchados. Más de un citricultor cuando los ve expresa en voz alta, “ese precio de mi variedad lo quiero para mi cosecha”.

    El sistema utilizado por la Lonja para marcar un precio de referencia semanal se realiza mediante una ronda de consultas en la que cada vocal proporciona una horquilla de precios y opina sobre la tendencia del mercado. Tras este debate, se fijan por consenso los precios de las distintas variedades, que son la media pura de las cotizaciones propuestas por los miembros de la Mesa.

    Por su parte, el procedimiento de los precios semanales de la Conselleria de Agricultura se efectúa a través de una red de informadores a lo largo de todas las zonas citrícolas de la Comunitat mediante un sistema normalizado aunque sólo se especifican las cotizaciones máximas. Los datos publicados en el Observatorio Agroalimentario corresponden al valor medio del intervalo definido por el valor mínimo y máximo de los precios más frecuentes registrados en la semana a la que se refieren, según la información de la red de colaboradores de precios en origen de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación (CAPA).

    En este sentido, LA UNIÓ critica que prácticamente ninguno de los tres sistemas tenga una base estadística "que permita eliminar las distorsiones de los informadores y en alguno de los tres casos se trata de una aportación de datos tal y como se hace en los bares de los pueblos donde acuden los compradores y vendedores. Esto puede ser efectivo para tener una referencia, pero en ningún caso se trata de un método homologado para conocer la evolución real de los precios citrícolas y aplicarse a estudios que sirvan para mejorar la formación de los precios en el sector. En el caso de que se utilizara el contrato, su base de datos serviría como referencia real de los precios en origen".