El Decreto 2/2018 de 10 de enero que regula los préstamos a las explotaciones agrarias para paliar los efectos de la sequía en Extremadura en el año 2017, establece en su artículo 3.1 que para ser beneficiario de estos préstamos, el titular debe tener la condición de Agricultor a Título Principal o tener la explotación reconocida la condición de prioritaria al 31 de diciembre de 2017, por lo que este mecanismo deja fuera a aquellos jóvenes agricultores que iniciaron su actividad el año anterior al no tener realizada aún la declaración del IRPF del año 2017

Así lo denunciaba en nota de prensa la Unión de Extremadura que explicaba que ningún joven agricultor que se haya instalado en una explotación agraria en el año 2017 tiene reconocida por la Consejería de Medio Ambiente la calificación de ATP o de explotación Prioritaria, ya que la declaración de IRPF de 2017 se realiza en junio de 2018 y, por tanto, no consta en los  registros de la Junta de Extremadura esta condición.

Se debe apoyar y ayudar a los que están comenzando para el rejuvenecimiento del sector

La organización agraria declara que “bastaba haber añadido en el Decreto que los beneficiarios de los préstamos serían los ATP, las explotaciones prioritarias y los jóvenes agricultores instalados en una explotación prioritaria para que estos últimos tuviesen el derecho a los préstamos.”

En este sentido la Unión de Extremadura se muestra crítica y afirma que no es una buena política, por parte de la Junta, discriminar a los que inician la actividad y que, además de haber hecho unas inversiones para poder comenzar, han padecido la sequía de 2017 como los demás agricultores y ganaderos que ya ejercían la actividad con anterioridad.

La Unión Extremadura exige a la Consejera de Medio Ambiente que amplíe los beneficiarios de estas ayudas a los jóvenes instalados en el año 2017, ya que consideran que se debe apoyar y ayudar a los que están comenzando, sobre todo si se quiere potenciar el relevo generacional y el rejuvenecimiento de un sector tan envejecido como el agrario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here