La Alianza UPA-COAG ha denunciado que se podría estar ante un caso de venta a pérdida y uso de productos reclamo en los supermercados Mercadona. Esta cadena de centros ha estado vendiendo en los últimos días quesos de oveja enteros de 3 kilos de peso a 17 euros bajo la marca Quesos Entrepinares.

Para la organización agraria, se estaría hablando de una práctica anticompetitiva prohibida por la legislación, por la que peiden al Gobierno regional y a la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios), dependiente del Ministerio de Agricultura, a que actúen de inmediato “instando de paso a la empresa a que retire y no vuelva a permitir ofertas de este tipo por considerarlas abusivas”.

La Alianza cree que al precio que está la leche de oveja es imposible vender un queso a ese precio

La Alianza UPA-COAG, velando por los derechos de los ganaderos de ovino de la región, denuncia que esta oferta de venta a pérdida “destruye el valor de un alimento de calidad como es el queso de oveja de Castilla y León y lo banaliza ante los consumidores, además de hundir la cadena de valor del sector ovino de leche, ya de por sí muy deteriorado por la ruina de precios que lleva percibiendo desde hace meses”.

La Alianza UPA-COAG justifica su denuncia en que el precio de la leche de oveja aproximadamente es de 0,80 céntimos de euro/litro y que cada kilo de queso requiere alrededor de 5,8 litros de leche, por lo que sus costes de producción (materia prima más proceso industrial) impiden que exista rentabilidad alguna vendiendo el queso de 3 kilos a 17 euros.

Asimismo, la organización reclama responsabilidad a Mercadona  para que se ajuste a los principios que dice tener en cuanto a su compromiso por el mantenimiento de acuerdos con productores españoles a unos precios sostenibles y en relaciones basadas en la “transparencia, eficiencia y estabilidad” con los proveedores.

“Estaríamos ante una muestra evidente de estrategia empresarial que para ganar cuota de mercado frente a sus competidores son capaces de pasar por encima de quien sea para incrementar sus enormes beneficios, aunque sea a costa de la supervivencia de quienes producen la materia prima, en este caso ganaderos de ovino, lamenta la organización

Asimismo, la Alianza UPA-COAG exige a las administraciones que tanto la AICA como la Junta de Castilla y León, responsables de investigar y sancionar en caso de que se pruebe que existe un caso de venta a pérdida, impongan multas ejemplares por incumplir la Ley de comercio minorista.

En este sentido reitera que “volvemos a exigir que la Ley de Funcionamiento de la cadena alimentaria, uno de los instrumentos para erradicar estas prácticas abusivas, sea eficiente porque lleva vigente desde hace años y sigue sin resolver los cada vez más habituales casos de ventas a pérdidas que se siguen produciendo casi a diario en diversos establecimientos comerciales de nuestro país con todo tipo de productos  como leche, aceite, patatas, carne, frutas…etc..”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here