Deoleo espera las ofertas; Cañete, conocerlas; Dcoop, ayudas; y la industria falta de presiones

0
134

     En una jornada del miércoles cargada de declaraciones y posicionamientos,  el más contundente, y a l avez comedido, fue el ministro MIguel Arias, que ha asegurado que el Gobierno está trabajando para que Deoleo "no se desmembre" ni "se trocee" ya que apuesta por que la compañía sea la "punta de lanza de las exportaciones" del aceite español.

El Gobierno quiere ver el panorama y la sposibilidades antes de mover ficha

    En cualquier caso, Arias Cañete ha indicado que se trata de un proceso muy complicado de compra de unas participaciones que están en venta y de poner en marcha una oferta pública de adquisición a todos los accionistas. “A partir de ver cuáles son las ofertas que se plantean, cuáles son los grupos empresariales más serios y cuál es la decisión de la compañía, se pueden calibrar los esfuerzos financieros que haya que hacer”. De todas formas, ”lo que necesitamos son empresarios muy potentes, muy conocedores de los mercados de exportación y los mejores gerentes para la compañía”, ha insistido.  
   
    En declaraciones a los periodistasnco (Córdoba), el ministro ha señalado que se ha abierto un proceso por parte de los bancos que son accionistas de Deoleo para vender sus acciones, salvo Unicaja "que va a permanecer en el accionariado", y existen "muchas ofertas de muchos fondos e inversores internacionales".

     Ha dicho que una de esas ofertas es de un fondo soberano italiano que está asociado a un fondo soberano catarí, si bien el objetivo del Gobierno español es que Deoleo, propietaria de las marcas Koipe y Carbonell, entre otras, "no se desmembre", ya que tiene entre sus activos "marcas muy importantes italianas que le abren las puertas del mercado norteamericano".

     Arias Cañete ha apuntado que España ha desarrollado un "cultivo muy eficiente del olivar" y tiene una capacidad de producción "de cerca de dos millones de toneladas" que hay que "situarlas en el mercado nacional y en el mercado de la exportación".

Hay que pensar en la exportación "con empresas muy potentes"


    En este sentido, ha precisado que el mercado nacional "tiene un límite de capacidad de absorción", por lo que la gran apuesta "deben ser los mercados de exportación" ya que esta campaña "apunta a que se pueda batir el récord y alcanzar el millón de toneladas" exportadas.

     Sin embargo, el ministro ha considerado que para hacer esa campaña exportadora España "necesita empresas muy potentes" y Deoleo "puede ser la punta de lanza".

     Por ello, ha asegurado que el Gobierno quiere una empresa "que mantenga su sede social en España", que tenga un "compromiso con los agricultores españoles" para que pueda aportar "las materias primas a los mejores precios" y que tenga "capacidad de penetración en los mercados internacionales".

     Ha insistido en que el Ejecutivo está siguiendo "muy de cerca este proceso" y está mandando el mensaje de que "no queremos que se trocee esta compañía" que debe apostar "por el aceite español y, sobre todo, por la conquista de los mercados emergentes, singularmente del mercado norteamericano".

     Por este motivo, Arias Cañete ha apuntado que es necesario "que no se retiren las marcas que ya se compraron por parte de la compañía", fundamentalmente las que le permiten acceder al mercado de Estados Unidos y que pueden permitir a España "gestionar exportaciones muy importantes".

     "Estamos hablando con todos los actores implicados, con la banca que está vendiendo, con los españoles que están interesados, y con todos los que podemos hablar", ha manifestado el ministro, quien ha resaltado que el objetivo es contar con una "gran compañía que tenga un proceso empresarial sólido".

Dcoop, "abierta" a un eventual apoyo institucional en la carrera por Deoleo

     Por su parte, "aspiramos a participar más en Deoleo y en eso estamos trabajando", ha asegurado a Efeagro fuentes de la cooperativa Dcoop, quienes agregan que, si existe un consenso generalizado en que la aceitera deber seguir siendo española, "estamos abiertos a recibir todo el apoyo institucional" necesario.

     La cooperativa con sede en Antequera (Málaga) y que dirige Antonio Luque, que cuenta ya con cerca del 10% del accionariado de Deoleo, mantiene su "aspiración" en ampliar su presencia en esta última, siempre que tengan posibilidades de hacerlo, según han explicado.

     Han insistido en que "si es verdad que existe un consenso generalizado en España de que Deoleo no caiga en otras manos que no sean españolas o que no estén vinculados a los productores españoles, estamos abiertos a recibir todo el apoyo institucional necesario para ampliar nuestra participación en Deoleo".

    Las mismas fuentes han recordado que, actualmente, ya hay muchos productores españoles "dentro de la empresa" Deoleo, a través de Dcoop, la mayor productora de vírgenes extra del mundo, con fuerte implantación en Andalucía y en continuo proceso de integración de la oferta.

    "Ya que todo el mundo dice que no se vaya Deoleo de manos españolas, si todos están de acuerdo en eso, nosotros como Dcoop, como productores que ya estamos dentro de ella (como accionistas), veríamos estupendo cualquier apoyo institucional".

    "Bienvenido sea" si llega el respaldo a Dcoop, han resaltado, tras apuntar que están abiertos a sumar más cooperativas en su seno para seguir creciendo: "Nuestra aspiración es ampliar participación en Deoleo".

Exigen que la venta se haga "sin ayudas públicas"

     Por su parte, los industriales del aceite de oliva han defendido que el proceso de venta del Grupo Deoleo "se debe realizar de una forma transparente, libre y sin ayudas públicas", y reclaman que la adjudicación debería corresponder "a la mejor oferta económica y/o al interés exclusivo del vendedor".

    Así lo han afirmado en un comunicado conjunto, la Asociación Española de la Industria y Comercio Exportador de Aceites de Oliva y Orujo (Asoliva) y la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac).

     Así lo han expresado "a raíz de las noticias publicadas en algunos medios de comunicación en las que se afirma que la Administración española intenta intervenir para preservar la españolidad del Grupo Deoleo. "líder mundial de los aceites de oliva".

    Las empresas representadas por Asoliva y Anierac "han demostrado capacidad suficiente para comercializar y exportar la producción española de aceites de oliva, sea cual sea la cosecha", han precisado.

    En su opinión, la competitividad del sector del aceite de oliva español "no reside en la nacionalidad de una empresa, por muy relevante y respetable que esta sea, sino que es debida al esfuerzo y a la capacidad de los agricultores, industriales y comercializadores de este sector".

    A su juicio, "esta capacidad de todo el sector español ha demostrado, a lo largo de muchas décadas, que no existe ningún problema para comercializar futuras cosechas".

    Según han recordado, España es el primer país productor y comercializador mundial de aceites de oliva, "con muchísima diferencia", y "lo último que necesita son interferencias a procesos que se están desarrollando de una forma transparente y libre".