Detenidas tres personas por distintos robos agrícolas en varias zonas de Sevilla

0
4

    Según una nota de la Guardia Civil, se hicieron dos registros domiciliarios, en la población de Los Palacios y el Poblado de Maribáñez, vinculados a estos individuos que se investigan, donde son recuperados diversos efectos sustraídos: diez gallos de los denominados combatiente español, un motor de extracción de agua, una bicicleta de montaña, un motor de motocicleta, gran número de pájaros (perdíces, pájaros mandarines, canarios, tórtolas), cuatro cobayas, dos conejos peludos, así como veinte aves muertas por deshidratación, una pistola detonadora, un cartucho de detonación y un cartucho real del calibre 9mm parabellum.

   De todos estos efectos algunos han sido entregados a sus propietarios, así como otros que están pendientes de localización de propietarios.

Acusación por simulación de robo

   Por este mismo equipo, tras recibir otra denuncia presentada en el Puesto de la G.C. de Lebrija por delito de hurto de utiles de riego, para el esclarecimiento del hecho se llevan a cabo labores de investigación.

   Entrevistados con propietarios de fincas colindantes y guardería rural, se tiene conocimiento que la persona que denuncia la sustracción de los efectos, no ha faltado ningún día a realizar sus labores agrícolas propias de la finca que explota, habiendo manifestado éste en su denuncia que estuvo ausente tres días.

   Por otra parte el propietario de la finca, manifiesta en dependencias oficiales de la Guardia Civil de Lebrija, que días antes, mediante burofax, participó al arrendatario de la finca, la expiración de su contrato de arrendamiento de la parcela. Recibiendo como respuesta, que no iba abandonar la finca y que los aspersores y tubos los había comprado él.

   Es por lo que ante las evidencias y manifestaciones obtenidas, se procede a imputar al denunciante, por simulación de delito de hurto. Quedando esclarecido el hecho denunciado, comprobándose que todo fue una argucia que utilizó la persona imputada, para dañar los intereses del arrendador de la finca, ante el desacuerdo por parte del inquilino, por el inminente cese del contrato de alquiler de la parcela. Se investiga en la provincia de Cádiz, el paradero del material sustraído.

(Foto: Archivo)