La Guardia Civil ha detenido al presunto autor de un delito de robo continuado de almendras en la cooperativa en la localidad zaragozana de Fabara, que había sustraído más de 13.000 kilos de almendras valorados en más de 20.000 euros. La detención se produjo porque las investigaciones policiales se orientaron hacia un vecino que intentaba vender almendras de forma ilegal en la misma zona donde se produjeron los robos.

En una denuncia presentada el día 22 de enero la Guardia Civil de Caspe tuvo conocimiento de la comisión de diversos hurtos de almendras, en los que se habrían sustraído un total de 9.000 kilos con un valor aproximado de 15.000 euros, ha informado el Instituto Armado.

Tras estos hechos, y ante las sospechas de que pudiera tratarse de algún vecino de la zona, la Guardia Civil inició una investigación centrada en el posible movimiento de compra-venta de este producto en almacenes de poblaciones lindantes con esta localidad, lo que dio como resultado que el día 24 agentes pertenecientes al Equipo ROCA de Alcañiz (Teruel) identificaran a una persona, afincada en Fabara, que intentaba vender más de una tonelada de almendras.

Esta persona, un vecino de Fabara de 45 años, cuando fue interrogado por los agentes policilaes, no pudo acreditar la procedencia de los miles de kilos de almendras que iba a vender.

Además, la Guardia Civil de Caspe recibió una segunda denuncia en la que se comunicaba que la noche anterior, tras forzar un candado en esta cooperativa, habían sustraído, en este caso, entre cuatro y cinco mil kilos de almendras con un valor aproximado de 7.000 euros.

Los responsables de ambos puestos pudieron determinar que las almendras intervenidas se correspondían con las denunciadas, por lo que se iniciaron las correspondientes gestiones para la detención de esta persona que se llevó a cabo en la madrugada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here