La Policía ha detenido en la capital burgalesa a un hombre de 53 años, J.I.S.G., como supuesto autor de un delito contra la propiedad intelectual y falsedad documental, cometido al falsificar etiquetas de tarros de miel para la venta al público.

Según ha informado hoy la Subdelegación del Gobierno y recogía Efe, la investigación policial se inició por un requerimiento de un Juzgado de Instrucción de Burgos motivado por la denuncia del titular de una marca registrada de miel que aseguraba haber detectado en algún establecimiento de la ciudad tarros con una etiqueta idéntica a la suya que él no había suministrado.

Los investigadores constataron la venta de tarros de miel en las condiciones expresadas por el denunciante en varias tiendas pertenecientes a una empresa comercializadora del sector que se encuentra asentada en el alfoz de Burgos.

El detenido abastecía del producto también en otra localidad y utilizaba la marca registrada que ofrecía garantía al comprador

La policía alertó de los hechos a la Sección de Consumo del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de la Delegación Territorial de Burgos de la Junta de Castilla y León, ante la posibilidad de realizar un análisis del producto en venta para la determinación del mismo, averiguar su posible comercialización fraudulenta y la peligrosidad para la salud de los consumidores.

Los investigadores pertenecientes a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría, junto con inspectores de la citada Sección de Consumo, procedieron a la intervención de los productos comercializados para la venta al público hasta la disposición judicial correspondiente, así como de etiquetas con la marca registrada del denunciante.

La investigación culminó con la detención del supuesto responsable de la empresa comercializadora de la miel, el cual se abastecía del producto en otra localidad y utilizaba la marca registrada que ofrecía garantía al comprador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here