Disuelta la mesa de la sequía de Ávila tras llegar las reservas al 100%

0
4

    Cuando la mesa de la sequía se constituyó el pasado 19 de septiembre, los embalses de Fuentes Claras, Becerril y Serones se encontraban al 34,72 por ciento de su capacidad, es decir, 20 puntos menos que un año antes.

    Casi medio año después, estos tres pantanos han llegado al 100 por cien de su capacidad, lo que supone 42,74 puntos más que el año pasado por estas mismas fechas, lo que a juicio de Hernández supone una noticia "muy tranquilizadora".

    Aunque la semana pasada ya estaban al 100 por cien de su capacidad Fuentes Claras y Becerril, en la última semana ha sido Serones el que ha alcanzado su plena capacidad, tras crecer un 21,42 por ciento en sólo una semana.

   La situación de este pantano era la que más preocupaba, ya que hace unas semanas no paraba de reducir sus reservas, obligando al Ayuntamiento a cerrar sus compuertas tras las obras llevadas a cabo en el embalse de Becerril para realizar una conducción permanente.

   Esta circunstancia, unida a las últimas lluvias caídas y a la nieve, han contribuido a que la situación de los tres pantanos sea igual a la que tuvieron en mayo de 2011, último mes en el que alcanzaron el 100 por cien de su capacidad.

   Según el teniente de alcalde, los trabajos realizados en Becerril, con una inversión superior a los 100.000 euros, han sido "clave para la recuperación de Serones".

   José Francisco Hernández ha comentado tras la Junta de Gobierno Local que ha decidido disolver la mesa de la sequía, que ahora será la empresa concesionaria la que decida si Ávila sigue abasteciéndose sólo de Becerril o ya puede utilizarse el agua de Serones.