Donan 800.000 kilos de frutas y hortalizas de Almería al Banco de Alimentos

0
7

EFE.- Estas donaciones, realizadas dentro del programa de distribución gratuita de productos hortofrutícolas que llevan a cabo una veintena de OPFH de Almería, han llegado a unas 200.000 personas con dificultades económicas, según informó el sábado la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.

Entre los productos entregados destaca el tomate, con 440.000 kilos repartidos; el pimiento, con 263.000 kilos; y el pepino, con 78.000 kilos, además de más de 27.000 kilos de naranjas.

Las frutas y hortalizas son de calidad ‘segunda’ o superior y se entregan envasadas, gracias a los acuerdos de distribución gratuita suscritos con Bancos de Alimentos de varias provincias andaluzas y de otras comunidades autónomas.

Las OPFH que entregan sus productos a organizaciones benéficas reciben a cambio una compensación económica en función del volumen, financiada al cien por cien con fondos europeos, y una subvención por los gastos de manipulado, envasado y transporte.

En cambio, en situaciones de gestión de crisis, cuando los productos son destruidos, las organizaciones de productores tienen que financiar el cincuenta por ciento del coste.

Por su participación en este programa de distribución gratuita de productos, las empresas almerienses recibieron el pasado año más de un millón euros de ayudas procedentes de fondos europeos.

La Consejería ha señalado que en 2013 está previsto que se incremente el volumen de productos entregados a instituciones benéficas, ya que a hasta marzo una veintena de OPFH habían firmado acuerdos con más de veinte bancos de alimentos de España.

La medida consiste en la retirada del mercado de una parte de los productos en perfecto estado para el consumo humano, con el fin de reducir la oferta e intentar que se recuperen los precios, mercancía que es distribuida de forma gratuita en instituciones benéficas, que a su vez los entregan a personas necesitadas.

Agricultura, Pesca y Medio Ambiente se encarga del control de la calidad y la cantidad de los productos que se entregan, y de promocionar la operación entre las empresas hortofrutícolas y las instituciones benéficas.