Dos aceites de oliva murcianos, oro y plata en un concurso de Los Ángeles

0
117

    Los aceites presentados a concurso fueron sometidos a una cata a ciegas y clasificados según su procedencia.

    En un comunicado, el director general de Industria Agroalimentaria y Capacitación Agraria, Ángel García Lidón, ha destacado que el aumento de la calidad de los aceites de oliva de la región "les permite optar a prestigiosos premios, así como exportar a países con un alto nivel de exigencia como China y Japón".

    García Lidón apuntó que el logro de este elevado nivel de calidad en los aceites murcianos ha sido determinado por "el interés del sector y la actividad profesional y objetiva del Panel Oficial de Catadores de Aceite de Oliva Virgen de la Región de Murcia".

    En la campaña 2012-2013 se produjeron en la Región de Murcia un total de 7,63 toneladas de aceites, que fueron extraídos de 45,46 toneladas de aceitunas, con un rendimiento medio del 16,78 por ciento.

    En este sentido, García Lidón concluyó que "no podemos competir en cantidad con otras regiones de grandes producciones, como Andalucía, Castilla-La Mancha o Cataluña, pero sí en calidad".

    Los aceites premiados son de las variedades arbequina y picual y responden a las características especiales que adquieren en Murcia gracias a su clima y las prácticas de cultivo y extracción del aceite.

    La Almazara Deortegas ha sido reconocida por segundo año consecutivo con una medalla de plata, por la variedad Deortegas Picual ‘Selección’, aceite de oliva virgen extra ecológico.

    Es un aceite monovarietal de aspecto limpio, con tonos dorados y con despuntes en verde, frutado verde de intensidad media-alta con marcada personalidad de tomatera, manzana verde, alcachofa y verde hierba. Es explosivo en boca, pero sin complejidad; tiene mucho cuerpo y una personalidad especial por su amargor y picor.

    El aceite ‘Valle de Ricote’, de la marca de garantía ‘Control Región de Murcia’, premiado con medalla de oro, es asimismo monovarietal de arbequina, con un frutado intenso y notas típicas de la variedad: almendra verde, frutas maduras, tomate y un picante y amargo suaves y agradables en boca.

     La almazara ‘Alimentos Valle de Ricote’, con apenas cuatro años de existencia, ha conseguido en muy poco tiempo elaborar unos aceites de gran calidad, según las fuentes.