Los montes comunales de Pontedeume (A Coruña) y Santo Adriano (Asturias) van a estar mejor conservados y gestionados gracias a la firma de acuerdos de custodia del territorio con dos entidades conservacionistas y a la mediación de FSC España, la ONG que vela por la sostenibilidad de los bosques. Contarán para ello con los resultados del trabajo realizado por los técnicos de FSC, en colaboración con titulares de certificados y consultores especialistas, quienes a lo largo del último año han estudiado 32 áreas forestales gallegas y asturianas certificadas FSC que suman 309 hectáreas.

De todas las zonas analizadas se seleccionaron las cinco con mayores valores ambientales para redactar en ellas planes simplificados de conservación. Son las situadas en el Parque Natural de Fragas do Eume (Monfero y Pontedeume, A Coruña), Boimorto (A Coruña), Zona de Especial Conservación Serra do Xistral (Viveiro, Lugo) y Zona de Especial Conservación Río Trubia (Santo Adriano, Asturias).

Una de las acciones más destacables del proyecto ha consistido en promover acuerdos de custodia del territorio entre entidades conservacionistas y los propietarios de las áreas forestales certificadas FSC. Gracias a ello, se podrán implementar las diferentes medidas propuestas por los expertos, que incluyen nuevas plantaciones de frondosas autóctonas, instalación de refugios de fauna y otras mejoras de hábitats.

En Asturias se ha suscrito un acuerdo de custodia entre el Ayuntamiento de Santo Adriano y el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS). Jesús Manuel Muñiz, alcalde de esa pequeña localidad (280 habitantes), ha calificado la firma como “muy importante” por cuanto el concejo carece de recursos suficientes para gestionar sus más de 950 hectáreas de montes y prados de alto valor ambiental certificados FSC, de las cuales más de 113 hectáreas serán a partir de ahora de gestión compartida entre ambas entidades. Y añade: “Ratifica el compromiso de la sociedad por la conservación de unos bosques que nos benefician a todos”. Por su parte Roberto Hartasánchez, director del FAPAS, destaca la importancia de este monte “que ofrece los grandes valores naturales de la montaña asturiana a pesar de su proximidad a la ciudad de Oviedo, lo que permite acercarlo al mundo urbano de una manera muy práctica y cómoda”.

En Galicia el  otro de los acuerdos de custodia es entre el monte vecinal en mano común de Ombre (Pontedeume) y la Asociación pola Conservación do Ecosistema Forestal Galego (ACEFGA) será próximamente ratificado por los vecinos comuneros. Alejandro Álvarez, presidente de esta ONG, valora la iniciativa como “un gran paso en la mejora de la gestión del Parque Natural de Fragas do Eume, uno de los mejores ejemplos de bosque atlántico de Europa”. Álvarez confía en que esta intermediación activa “permitirá demostrar que es posible generar riqueza sin dañar los ecosistemas, pues favorece un acercamiento de posiciones entre propietarios y gestores donde todos salimos ganando”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here