La Guardia Civil ha recuperado 32 garrafas de aceite de cinco litros (160 litros), valorados en 800 euros, sustraídos de una almazara de la localidad cacereña de Carbajo, tras la detención de dos hombres de 51 años como supuestos autores de los delitos de hurto y receptación.

En concreto, se ha detenido a un vecino de Carbajo, trabajador de la almazara, como supuesto autor del hurto, y a otro vecino de Herreruela (Cáceres), como supuesto autor de un delito de receptación del aceite sustraído, a quien los agentes sorprendieron transportando las garrafas.

En una nota de prensa, la Guardia Civil ha informado de que el pasado 24 de agosto, agentes del Puesto de Salorino (Cáceres), en el marco de un control de vehículos, identificaron en una vía de comunicación próxima a Herreruela al conductor de un vehículo que transportaba, ocultas por una lona, 32 garrafas de aceite de oliva virgen.

A requerimiento de los agentes, no pudo acreditar su legal pertenencia, ni el origen lícito de la mercancía transportada.

Un empleado de la almazara sustrajo las garrafas y las entregó para que fueran vendidas

Tras hacerse cargo la Guardia Civil del Puesto de Santiago de Alcántara (Cáceres), se inició una investigación para determinar su procedencia, averiguando que es la almazara ubicada en Carbajo.

De allí habían salido irregularmente, al no haberse registrado movimiento alguno de la venta de las garrafas de aceite en el correspondiente y obligatorio albarán de venta suministrado por la empresa oleícola, y no teniendo tampoco sus responsables conocimiento de dicha venta.

La Guardia Civil pudo averiguar que uno de los trabajadores de la almazara las había sustraído, procediendo a su posterior entrega a la persona a quien los agentes sorprendieron transportándolas, quien pretendía venderlas en Herreruela.

Así, el pasado 25 de agosto, y tras la interposición de denuncia por los responsables de la almazara, la Guardia Civil procedió a la detención del trabajador de esta y del hombre a quien los agentes sorprendieron transportando las garrafas de aceite,.

Tras la instrucción de las correspondientes diligencias, la Guardia Civil puso los hechos en conocimiento de la autoridad judicial, y tras haber conseguido recuperar la totalidad de las garrafas de aceite sustraídas, éstas fueron entregadas a su legítimo propietario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here