Dos millones de € para el Camino Natural de La Bureba-Merindades, en Burgos

0
8

MARM.-Se va a proceder en primer lugar al desguace de las vías en pequeños tramos, para posteriormente nivelar la plataforma del camino, acondicionar puentes y dotar al recorrido de señales y áreas de descanso

La Dirección General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural ha iniciado las obras de acondicionamiento como Camino Natural-Vía Verde de una parte del antiguo trazado ferroviario Santander-Mediterráneo, en su tramo La Bureba-Merindades (Burgos), entre las localidades de Quintanilla de Vivar y Castellanos de Bureba, para las que el MARM va a destinar 2.720.630 euros y cuyo plazo de ejecución es de 36 meses.

Para el acondicionamiento de este recorrido, de 44 kilómetros de longitud, se va a proceder en primer lugar al desguace de las vías en pequeños tramos, para posteriormente efectuar una serie de excavaciones y desmontes en las intersecciones con otros caminos, y proceder a hormigonar los cruces, y estabilizar los taludes y trincheras.

También está previsto nivelar y compactar la plataforma del camino, aprovechando el balastro original de la antigua vía férrea, formado por un material adecuado para servir como sub-base del trazado. Sobre esta sub-base se construirá un firme granular de 15 cm. de espesor, con una capa de zahorra artificial.

Paralelamente, se procederá a la apertura de cunetas para garantizar un adecuado drenaje de las capas de la plataforma. Como elementos de drenaje de la plataforma también se van a instalar caños, con sus correspondientes embocaduras y pasos salvacunetas, para lo que se procederá a la limpieza y recuperación de las obras de fábrica pertenecientes a la antigua vía férrea.

Asimismo, a lo largo del recorrido se van a acondicionar dos puentes metálicos sobre el río Ubierna, un pontón sobre el río de La Molina, y otro puente sobre un afluente del río Homino, así como cinco pasos inferiores de la vía.

También está prevista la instalación de elementos de seguridad y señalización, y la habilitación de áreas de descanso en las proximidades de los núcleos urbanos, dotándolas de plantas y del mobiliario necesario para su disfrute (aparcabicis, mesas y bancos).

El proyecto de línea férrea Santander-Mediterráneo fue aprobado en 1912, impulsado por las Diputaciones de Santander, Burgos, Soria y Zaragoza, con el objetivo de unir los puertos de Santander y Valencia y dar una salida rápida al mar a los territorios interiores. Tras la apertura sucesiva de casi todos los tramos, la línea fue clausurada el 1 de enero de 1985, quedando sólo dos pequeños tramos en explotación.

La recuperación de esta infraestructura para la población permitirá su uso lúdico y deportivo, además de favorecer la creación de puestos de trabajo vinculados a su aprovechamiento turístico, contribuyendo al desarrollo sostenible del medio rural.

Las obras de este camino natural, cuyo recorrido se va a sumar a los siete kilómetros del primer tramo ya recuperado, entre Santélices y el Túnel de la Engaña, se enmarcan dentro del Programa de Caminos Naturales desarrollado por el MARM y que ha permitido hasta el momento recuperar más de 4.300 kilómetros de caminos naturales.