Duras críticas en CYL a los recortes en la ayudas a la retirada de animales muertos

0
1

   La ALIANZA UPA-COAG recuerda que desde el pasado 1 de junio el seguro de retirada de cadáveres de animales, obligatorio en todas las explotaciones, se ha incrementado de forma abusiva y desproporcionada hasta alcanzar en algunos casos un encarecimiento de hasta un 80%.   

   Estos recortes suponen por ejemplo que en una explotación de porcino de cebo con 3.000 animales en Castilla y León, el seguro de retirada se incrementará respecto al año pasado en un 28,79%, pasando de 4.020 euros en el 2012 a 5.670 euros en el 2013.

   Así, según sus cálculos, en una explotación de vacuno de carne con 150 animales, el ganadero pasará de pagar 306 euros a 410 euros (un 33% más). Y en una explotación de pollos con 15.000 aves el seguro de retirada de cadáveres se encarece un 80%, pasando de 480 euros el año pasado a 864 euros este año.

   Por eso, indica en el comunicado, "nuestra organización considera un despropósito absoluto meter la tijera en un sector  tan sensible como es la ganadería. Recordamos que estamos ante un seguro obligatorio para los ganaderos, que se exponen a duras sanciones económicas si ante cualquier inspección oficial no son capaces de justificar con los documentos pertinentes que han llevado a cabo una adecuada gestión de los cadáveres de sus animales".   

Un sobrecoste ante una grave crisis del sector

 
   Asimismo, cree que resulta "más gravoso este incremento si tenemos en cuenta que actualmente las explotaciones ganaderas se encuentran ante una gravísima crisis económica y de rentabilidad, que está suponiendo la expulsión de muchos productores, y la consiguiente reducción del número de cabezas de ganado en una región como la de Castilla y León, por lo que este coste será inasumible para cientos de explotaciones familiares".

   Poer ello, LA ALIANZA UPA-COAG denuncia la falta de compromiso en un sector estratégico por parte del Ministerio de Agricultura, ajeno a los problemas que están sufriendo los profesionales del sector en nuestro país percibiendo unos precios, en muchos casos ruinosos, por sus productos.

   Este nuevo recorte por parte del Gobierno central, añaden,"muestra bien a las claras las intenciones del Ejecutivo de llevarse por medio y desmantelar el sistema de seguros agrarios de España, que con sus defectos, siempre ha sido valorado como ejemplar por la Unión Europea. Por eso, nuestra organización pide a Arias Cañete que recapacite y que no destroce aún más el tejido productivo ganadero de Castilla y León".