Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de Estados Unidos lanzaron este martes 20 una alerta para pedir que no se consuman lechugas romanas en el país debido a un brote de “Escherichia coli”.

“Los CDC advierten a los consumidores de EE.UU. de que no coman nada de lechugas romanas, y a los minoristas y restaurantes que no sirvan o vendan ninguna hasta que sepamos más sobre el brote”, señaló en un comunicado la institución.

El organismo estadounidense apuntó que está investigando el caso y que irá actualizando la información conforme vayan obteniendo más datos. Según los CDC, 32 personas han sido infectadas por este brote de “E. coli” en 11 estados del país entre los días 8 y 31 de octubre.

En total, 13 personas fueron hospitalizadas debido a esta bacteria, incluida una persona con síndrome urémico hemolítico, un tipo de insuficiencia renal, aunque no se registró ningún fallecimiento.

Otro caso este mismo año provocó una muerte y más de 121 afectados en 25 estados norteamericnos

Los casos en Estados Unidos y otros 18 observados en Canadá “indican que las lechugas romanas es un fuente probable del brote”, de acuerdo al comunicado de los CDC.

En mayo, las autoridades sanitarias de EE.UU. informaron de que una persona en California murió como consecuencia del brote de “E. coli” vinculado a lechugas y que había afectado a 121 personas en 25 estados.

El aviso de los CDC  en esa ocasión pidió a los consumidores en todo el país que no compraran ni consumieran lechugas romanas compradas en una tienda o restaurante a menos que puedan confirmar que no procedía de Yuma. Además, deberían tirar toda la que tuvieran en casa a menos que supieranque no se cultivó en esa zona.

Los síntomas más comunes de “E. coli” son severos dolores estomacales, vómitos y diarreas que pueden incluir trazas de sangre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here