El 66% de los españoles quiere saber si los productos que comen proceden o no de España

0
160

   Los datos concretos publicados por la OCU en su web revelan que para el 56,9% de los alimentos el origen de los alimentos es una cuestión de gran importancia y que incluso el 40% estaría dispuesto a pagar un 5% más por los alimentos para que en el etiquetado aparezca alguna mención sobre la procedencia.

    Para la mayoría de los consumidores la mención Unión Europea es insuficiente y el 74% en los consumidores estima que en los alimentos debe indicarse al menos el país concreto de origen.

    Para casos concretos como el de la carne, el 40% de los encuestados cree que se debe apuntar si el animal ha sido criado en ese país y en el caso de las frutas y verduras frescas, el 75% señala la necesidad de conocer el lugar donde se ha cultivado.

    En los productos transformados como salchichas, nuggets de pollo, mermelada o yogures, las respuestas se repartieron entre conocer el país donde el alimento fue transformado (36,8%) y el origen del ingrediente principal (36,4%).

    En su nota, la OCU ha recordado que hay productos como el pescado fresco o congelado, las frutas y verduras frescas, la carne de vacuno, el vino, el aceite o la miel en cuyas etiquetas ya es obligatorio la indicación de origen.