El 90% de la superficie de riego extremeña se ha acogido a las ayudas

0
4

   En este sentido, ha advertido de que es una "exigencia" de la Unión Europea que las obras de modernización de regadíos deben estar condicionadas al uso eficiente del agua.

   También ha señalado que Extremadura "tiene que seguir apostando por el regadío" porque sigue fijando población rural y sigue implantando agroindustria "que es una fuente de riqueza inagotable".

    Por su parte, el ex presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana y ponente de la mesa redonda, José Ignacio Sánchez Sánchez-Mora, ha abogado por potenciar la mejora de la eficiencia del riego, "tanto hídrica mediante la mejora en conducciones y en aplicación de riegos en parcela, como energética y ambiental".

    Sánchez ha destacado que en Extremadura se ha dado un "gran paso" en el uso eficiente del agua desde que en 1998 se pusieron en marcha una serie de programas de mejora de la eficiencia en el riego mediante ayudas a las comunidades de regantes y programas técnicos como la Red de Asesoramiento al Regante de Extremadura y la Red de Calidad del Agua en los Regadíos de Extremadura.

   Estas tres actuaciones, ha añadido, han dado un "buen impulso" a la eficiencia en el uso de agua de riego, una materia que se ha seguido complementando con las actuaciones de modernización desarrolladas tanto por la propia administración autonómica como por el Ministerio de Agricultura a través de la Seiasa.

   De todos modos, ha apostado por "perseverar" en la mejora y modernización de redes y en la mejora en la aplicación de los métodos de riego porque estas medidas conllevarían un "ahorro importante de agua".