El agua potable, seis veces más cara en el Tercer Mundo

0
15

EFE.- Según ha explicado hoy a Efe María del Mar Rivero, coordinadora sectorial de agua y saneamiento de ONGAWA, con motivo de la jornada "Tecnología y Derecho al agua y al saneamiento" celebrada hoy en Valladolid, el problema del agua y su saneamiento en estas zonas es "crítico".

Ha detallado cómo alrededor de 2.500 millones de personas carecen de saneamiento básico, 1.100 millones defecan al aire libre y más de 5.000 personas, en su mayoría niños y niñas, mueren cada día por enfermedades relacionadas con el agua, el saneamiento y la higiene en el mundo.

Sobre todo en el África subsahariana, donde "principalmente mujeres y niñas" de comunidades rurales alejadas han de recorrer entre "seis y diez kilómetros" para acceder a agua potable, lo que "confronta con el derecho humano al saneamiento recogido por Naciones Unidas".

"Estas cifras son alarmantes", ha destacado Rivero, quien ha reclamado que este derecho se recoja "en las legislaciones de todos los países" afectados por esta problemática y se exija a "investigar e invertir a nivel técnico" para facilitar el acceso al agua potable y al saneamiento.

Ha denunciado que en muchos casos no se hace el esfuerzo en este sentido al "no haber una rentabilidad económica inmediata", algo que niega "el derecho a la vida digna" y auspicia que el coste del acceso al agua potable sea "cinco o seis veces mayor" respecto al del resto del mundo.

El elevado coste de la implantación de las infraestructuras o el precio del transporte del agua potable a zonas donde el acceso es complicado son algunos de los motivos que, según ha apuntado, encarecen el agua potable y el saneamiento.

No obstante, Rivero ha pedido que se separe la comercialización del agua entendida como necesidad básica del "uso productivo para regadíos o cuestiones energéticas".

Asimismo, ha detallado que las dificultades para acceder al agua potable y al saneamiento influyen en "la educación" y la "actividad productiva" de las comunidades afectadas.

"El tiempo que están desplazándose a por el agua o enfermos por la mala calidad del agua no les permite acudir a la escuela o realizar actividades productivas. Además, son poblaciones que viven de la agricultura y ganadería, siendo el agua vital para su supervivencia. Esta situación les aboca a la pobreza", ha agregado.

María del Mar Rivero ha pedido, además, "más coordinación" entre instituciones gubernamentales y las propias ONGs para contribuir a resolver esta problemática.

La ponencia en la que ha participado hoy en Valladolid está enmarcada en una serie de actos que ONGAWA viene realizando con motivo del Día del Saneamiento celebrado ayer y con el objetivo de "sensibilizar" y hacer "reflexionar" a la población, a la que ha instado a colaborar de alguna manera con esta causa.

Para ello, ha relatado la experiencia de un programa hidrosanitario promovido por ONGAWA en Tanzania, concretamente en una comunidad llamada Same en la región del Kilimanjaro, donde la cobertura del acceso al agua potable es inferior al cuarenta y dos por ciento.

Ha narrado la "dificultad" que posee implicar a los gobiernos locales, así como ha constatado que cada programa que llevan a cabo se dilata entre "seis u ocho años" ya que al margen de la inversión inicial para crear la infraestructura es necesario adoctrinar en el mantenimiento de las mismas.