El ajo morado de Las Pedroñeras llegará a lo más alto: el Himalaya

0
18

    Soria, de 74 años, ha superado nueve ‘ochomiles’ después de cumplir los 60 y es hasta el momento el único alpinista en lograrlo.

    En declaraciones a los medios poco antes de ser nombrado embajador, Soria ha recordado que guarda mucho cariño a Las Pedroñeras desde que hace muchos años una avería del coche le tuvo bloqueado allí un día y medio.

    Ha asegurado que desayuna con ajo a diario: "una rebanada de pan, una plancha de cecina de solomillo de vaca, aceite, ajo en rebanadas, otra capa de cecina y otra de pan. Es como un sándwich y a veces lo tomo antes de entrenar y otras después", ha desvelado.

    El acto se ha celebrado en el restaurante Ars Natura de la capital conquense, regentado por un antecesor de Soria como embajador, el restaurador pedroñero Manuel de la Osa, quien ha asegurado que el ajo morado es "un producto imprescindible de la cocina española y muchas del mundo".

    Por su parte, el doctor Antonio García Plaza, exresponsable durante más de 28 años del servicio de Gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid, ha recordado los efectos beneficiosos de este producto sobre la salud, después de que un equipo dirigido por él demostrase que actúa como inhibidor de la bacteria ‘Helicobacter pylori’, uno de los factores de la formación de úlceras gástricas y duodenales.

    "Como médico diría que está demostrado que algo tiene que ver el ajo morado para inhibir el crecimiento de esta bacteria, he ahí un punto de partida para trabajos serios, que necesitan un aporte económico importante", ha dicho García, que ha instado a productores y autoridades a "que se fajen y que lo hagan".