El alcalde de Tivissa prefiere que se queme todo a que sea un Horta de Sant Joan 2

0
3

      "Prefiero que queme", ha sostenido Jardí, ya que ante las dificultades de acceso y al tener que trabajar manualmente por tierra los Bomberos "se tienen que esperar" en los parques ante "la imposibilidad de actuar todos" en la zona, donde solo se llega por aire o a través de dos pistas forestales que se aproximan.

      La Generalitat ha puesto en funcionamiento 16 medios aéreos -cuatro de ellos enviados por el Gobierno-, todos los disponibles, para intentar apagar el fuego, mientras 30 medios terrestres se esperan u operan en alguno de los flancos menos peligrosos y estudian hacer un contrafuego para parar el avance de las llamas.

     Ésta es una maniobra más complicada de las que llevan a cabo los bomberos y requiere de una gran experiencia. El director general de Protección y Extinción de Incendios, Ramon Parés, se ha desplazado hasta L’Ametlla de Mar, donde se ha instalado el centro de mando del incendio.

El fuego ha afectado ya 100 hectáreas y sigue fuera de control

     Asimismo, el fuego que quema una zona montañosa de Tivissa ha arrasado ya 100 hectáreas de masa forestal y sigue fuera de control, según ha explicado hoy el Director de Prevención y Extinción de Incendios de la Generalitat, Ramon Parés.

     Parés ha indicado a la prensa que "no hay una previsión muy clara de cómo puede evolucionar este fuego" ya que "tiene una característica muy especifica -habitual en los incendios provocados por rayos- que es el difícil acceso a la zona del fuego".

      De hecho, en un 99% de la zona afectada no es posible el acceso del Cuerpo de Bomberos por medios terrestres, sino sólo a través de medios aéreos.

      En estos momentos, trabajan en la zona 16 medios aéreos, 12 proporcionados por la Generalitat y 4 aportados por el Ministerio de Medio Ambiente, que ha enviado también una brigada terrestre de los Brif, que se unen a los 30 medios terrestres que se encuentran trabajando en los pocos espacios que permite la orografía de la zona para emplazar camiones de agua.

      Aunque se asegura que la evolución del incendio dependerá de la meteorología de las próximas horas, los bomberos han marcado un perímetro de 600 hectáreas como objetivo para estabilizarlo.

     Parés, que ha recordado que este lunes es el primer día efectivo de campaña forestal de verano, ha aprovechado para asegurar que "será una campaña forestal de riesgo importante".

     Asimismo, el director de Prevención y Extinción de Incendios ha agradecido la colaboración del cuerpo de Agentes Rurales, de las ADF y de los Mossos d’Esquadra que se encuentran trabajando también en la extinción del incendio.