El año empieza tranquilo en los mercados de cereales sin que se esperen cambios en meses

0
9

       Si se comparan las cotizaciones mayoristas actuales en las lonjas españolas con las registradas en enero de 2014, las variaciones afectarían a los cereales de la siguiente forma, según Accoe: trigo blando (-4,7%), maíz (-2%), cebada (+2,9%) y trigo duro (+59,9%).

Puede haber un cambio de tendencia e incrementarse la superficie de trigo duro


     El responsable de Accoe ha explicado que el repunte del trigo duro (destinado a la fabricación de pastas) se refiere a la escasez de cosecha, en España y a escala internacional, que se nota desde hace años porque cada vez hay menos superficie dedicada a su cultivo. No obstante, si el agricultor observa esta subida de precios tal vez podría plantearse sembrarlo.

     Según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la producción española de trigo duro alcanzó 789.200 toneladas en 2014, lo que supone una caída anual del 12,9%.

     Entre las novedades que marcaron el final del año pasado en el sector de cereales figura también la decisión de Rusia de introducir un arancel a las exportaciones de trigo, para garantizar la seguridad alimentaria del país y contener la inflación.

     En este sentido, el secretario general de Accoe ha afirmado que no se espera que las medidas de Moscú impacten en los mercados, ya que gracias a la coyuntura actual "no se van a quedar desabastecidos" y el lugar de los envíos rusos lo ocuparán, por ejemplo, los de Francia (primer abastecedor de España).

Poco impacto de las restricciones de Rusia, porque llegan cuando estaba todo vendido


     El cierre de las exportaciones de trigo ruso podría beneficiar a los productores europeos, en una temporada caracterizada por una gran oferta mundial de trigo forrajero (blando), según fuentes autonómicas.

     Sin embargo, el banco alemán Commerzbank ha subrayado, en un informe publicado esta semana, la "caída aguda" de los precios del trigo en los mercados internacionales al cierre de 2014.

     El banco alemán ha añadido que el gravamen ruso afectará a una parte muy pequeña de sus exportaciones ya que "la parte del león" de esos envíos se vendió antes de que Moscú lo impusiera.