El anuncio de la retirada obligatoria del vino ya mueve al alza algunos precios

0
14

    El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) aprobaba la retirada obligatoria sin ayudas la semana pasada, aceptada por Cooperativas Agro-alimentarias, FEV, ASAJA y COAG ante la negativa del Gobierno a aprobar la medida que ellos preferían: una destilación de crisis, por tanto, con subvenciones.

     El Gobierno considera que la destilación obligatoria para usos no alimentarios será una vía para aliviar la actual situación de stocks y el problema de capacidad de almacenamiento, y para reactivar los mercados, aunque la iniciativa ha sido rechazada por agentes como la UPA -prepara movilización en Toledo-, o la Asociación de Vinos de España -bodegas privadas manchegas y extremeñas-, entre otros.

El mercado está muy parado a nivel nacional


      En todo caso, los productores son cautos porque, pese a la retirada, hay muchos stocks que "pesan" mucho en el mercado.

     Asimismo, y desde una de las mayores cooperativas manchegas, comentan que, tras el anuncio de la retirada obligatoria, "notan" una leve mejoría de los precios, aunque repiten que "hay que hacer algo" para contrarrestar la actual situación provocada por la última campaña "extraordinaria" en producción, y piden nuevas actuaciones.

     "El mercado nacional está muy parado", por lo que desde esta compañía cooperativas se vuelcan en la exportación, ya que los precios tan competitivos españoles mejoran su atractivo en mercados internacionales como Canadá, Francia o Italia, agregan las fuentes.

     Pero también, la presión de los compradores es muy fuerte por conseguir vino más barato e, incluso, las mismas fuentes han reconocido que "hemos tenido que decir no a algunas operaciones", porque exigían unos precios de venta anormalmente bajos.

El cambio de tendencia aún no se refleja en los datos


     De momento, las últimas cotizaciones que publica el Magrama no recogen aún la pretendida recuperación, auspiciada por el anuncio de destilación, ya que se dio a cononcer el 9 de julio, por lo que habrá que esperar a los nuevos datos para apuntalar tendencias.

     Del 7 y el 13 de julio, recoge caídas semanales del 5,10 % en origen para el vino blanco sin indicación geográfica, respecto a la semana anterior, mientras que el tinto repuntó un 2,44 %, con lo que se quedan en 2,42 y 2,94 euros/hectogrado, respectivamente.

     Por plazas de referencia, el blanco se paga a granel y salida de bodega a 3,28 euros/hgdo en Albacete (+0,39 ?); a 2,50 en Ciudad Real (-0,41 ?); a 2,69 en Cuenca (=) y a 2,44 en Toldo (=).

      Y el tinto lo hace a 3,52 en Albacete (+0,15); a 2,25 en Ciudad real (+0,10 ?); a 2,86 en Murcia (+0,25 ?); a 2,74 ? en Toledo y a 1,94 ? en Valencia (sin variaciones semanales en ambos casos).

     Respecto a la evolución de los clientes internacionales del producto, el Observatorio español del Mercado del Vino indica en uno de sus informes que cayeron las importaciones a nivel mundial, así como en los 13 principales mercados en el interanual a marzo.

     "Los precios se mantienen ya prácticamente estables, ya que se ha producido un cambio en la tendencia del comercio mundial del vino".

      "Se prevén por tanto unos precios que probablemente bajen durante los próximos meses, unos volúmenes que cada vez caigan menos o incluso lleguen a subir, y un gasto en vino cada vez menor", añade.

Pendientes de los efectos de la sequía ante la producción de la nueva campaña


      A nivel agronómico, la falta de lluvias puede afectar a los rendimientos en los viñedos en varias comunidades autónomas, como Castilla-La Mancha, donde ciertos varietales se adelantarán a las fechas habituales, con lo que se anticiparán algunas vendimias.

     Según algunos cálculos provisiones del sector agrario, este año la producción podría rondar los 40 ó 42 millones de hectolitros a nivel nacional, aunque aún es muy pronto y la climatología de las próximas semanas será vital para afinar los cálculos.