El aprovechamiento de los montes aragoneses deja a sus propietarios 8,5 millones

0
5

      Las actividades que son susceptibles de desarrollarse en las masas forestales son de forma preferente aprovechamientos agrícolas, madera, ocupaciones apícolas, de leña, caza, frutos y semillas, setas y trufas, entre otros.

     El director de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Roque Vicente, ha explicado que este tipo de aprovechamientos "suponen ingresos importantes" para los ayuntamientos ya que han encontrado una fuente alternativa de financiación.

Un negocio con mucha rentabilidad


     El monte tiene "una rentabilidad importante para quienes aspiran a trabajar en él, siempre con la sostenibilidad como telón de fondo y elemento indiscutible en cualquier aprovechamiento", según se destaca en unas declaraciones del director difundidas por el Departamento de Agricultura.

     Los importes de los aprovechamientos han tenido un importante incremento en los últimos años y han pasado de los 7,1 millones de euros en 2011, a los 8,2 millones en 2012, 8,4 millones, en 2013, y cerca de 8,5 millones en 2014.

     El mayor aumento se ha registrado en el aprovechamiento maderero de los montes, ya que de las 31.520 toneladas de 2001 se ha pasado a las 143 toneladas de 2014, un poco menos que en 2013, en el que se llegaron a 147.605 toneladas.

     Según las estimaciones de la Dirección general de Gestión Forestal, las 143.611 toneladas de 2014 han supuesto casi 29.000 jornales.

     El 55 por ciento de la superficie de Aragón es forestal, un total de 2.608.312 hectáreas; la superficie de monte arbolado supone el 33 por ciento (1.577.991 hectáreas) y de monte no arbolado el 22 por ciento (1.030.321 hectáreas).