El aumento de tarifas supone un sobrecoste en regadío extremeño de 7 millones

0
4

EFE.- El secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, ha pedido una solución ante el incremento de las tarifas eléctricas en el último año, durante una manifestación que ha contado con más de 1.500 regantes de la comunidad.

Bajo el lema "El Regadío agoniza, no a la Tarifa Eléctrica", los manifestantes han leído un manifiesto frente a la Delegación del Gobierno, donde alertan de las difíciles perspectivas de los cultivos de regadío por la tarifa eléctrica que se está aplicando.

Esta tarifa de la electricidad ha subido un 56% durante el último año pues se está cobrando la potencia también durante el periodo de 9 meses donde los regantes no utilizan la electricidad para sus campañas.

Así, los costes de la electricidad suponen ya en muchos casos hasta el 70% de los totales del regante para obtener el agua, debido al cambio de la legislación sobre las tarifas eléctricas del pasado verano.

"Se está penalizando a los productores de regadío, y sobre todo a las comunidades de regantes que hicieron grandes inversiones para modernizar sus infraestructuras y ahorrar en agua y costes", como ha explicado.

Los regantes consideran que las tarifas actuales son "abusivas" y no solo están limitando la actividad, sino que obligan a los profesionales a plantearse continuar con su actividad debido a los sobrecostes.

Entre las soluciones que se han pedido, el secretario autonómico de Coag Extremadura, Juan Moreno, ha solicitado una tarifa doble: la destinada a los periodos de actividad y otra que se fije para los momentos donde no se saca agua.

Los regantes también ven con buenos ojos una tarifa "binomia" a sufragar en dos años, con la misma base de pagar una potencia mayor cuando se riega y una menor en los momentos de menor actividad en los cultivos.

Además, también se pide un Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) "reducido" para todo el regadío, o que no suban más las tarifas de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), entre otras cuestiones.

Para Juan Moreno, este "tarifazo" eléctrico es solo la continuación de los "problemas" que padece el regadío con las constantes subidas de la luz desde 2008, año en el que se suprimieron las tarifas especiales para el sector.

Por ello, el máximo responsable de Coag prevé que el próximo otoño sea "el más caliente" de la historia del regadío extremeño si no se solucionan los incrementos de las tarifas, pues ahora los regantes comienzan a estar inmersos en sus cultivos.

Durante la concentración, como ha sucedido en actos similares en Andalucía, Castilla-La Mancha o Aragón, entre otros, los manifestantes han pedido al "conjunto" del Gobierno central que tome cartas en el asunto y adopte una postura "unitaria" -y no por ministerios-.