El Ayuntamiento de Zaragoza recomienda precaución ante la crecida del Ebro

0
4

EFE.- Además de no aparcar vehículos cerca de los cauces y evitar atravesar vados inundados.

De hecho, la Policía Local ya ha actuado, desde la tarde de ayer jueves, en algún punto de la ciudad, y muy concretamente en el recinto Expo y Parque del Agua.

Se ha localizado a los propietarios de unos 40 vehículos que estaban estacionados en la zona inferior del Puente del Tercer Milenio, en previsión de que el agua pudiera afectarlos.

También se ha cortado el acceso a distintos senderos que discurren por las proximidades del Ebro y que, o bien están ya inundados o podrían serlo conforme siga subiendo el nivel del agua.

Tal y como está regulado para estos casos, se ha puesto en aviso el Comité Asesor que, coordinado por la consejera de Servicios Públicos, Carmen Dueso, pone en marcha el Plan de Emergencias de Protección Civil.

El objetivo de este plan es minimizar los riesgos y molestias que pueda provocar la riada.

Bomberos, Policía Local, el Área de Infraestructuras, el personal de Limpieza Pública y la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil están atentos a la evolución de los acontecimientos.

Inicialmente se ha activado el primer nivel del Plan, es decir, el de alerta.

Se entra en esta fase ante la previsión de superar en los próximos días los 1.800 metros cúbicos por segundo de caudal y una altura de 4 metros de nivel del río Ebro a su paso por Zaragoza a la altura del Puente de Santiago.

Posteriormente, y si fuera necesario, se activarían el nivel de alarma, cuando se llegue a los 5 metros de altura y 2.280 metros cúbicos por segundo aproximadamente, como ocurrió en la avenida de 2007 en Zaragoza.

El siguiente sería de emergencia, en el caso de que se llegara a 5,70 metros de altura y 2.980 metros cúbicos por segundo, como en la avenida de 2003 en Zaragoza.

Estos valores son aproximados ya que el perfil y características del río no permanecen constantes a lo largo del tiempo, han agregado las mismas fuentes.

Los diferentes departamentos que forman parte del Plan Municipal de Protección Civil llevarán a cabo acciones coordinadas como el establecimiento de una comunicación permanente con la Confederación Hidrográfica del Ebro sobre las previsiones de avenida y la información directa y a través de los medios de comunicación con suficiente antelación para el hipotético caso de que fuera necesario evacuar algún lugar concreto

Además del control de las áreas afectadas y de posible afectación por parte de los servicios públicos para mantener alejada a la población y la retirada prudencial de vehículos de vía publica o garajes incluidos en el área afectada o por afectar y de los bienes no indispensables.

En la página web del Ayuntamiento de Zaragoza se han reunido una serie de consejos de autoprotección para la población que pueden ser útiles no sólo a los habitantes de la capital aragonesa sino, también, a los de localidades y núcleos rurales próximos a lugares susceptibles de inundación.

En el sitio se pueden consultar asimismo distintos datos históricos sobre anteriores riadas y las zonas que, a priori, pueden resultar más sensibles en el caso de una gran crecida, así como otros datos de interés.