El cálculo del dinero que reciba cada agricultor de la PAC se conocerá a partir de junio

0
26

    Asimismo, antes de 2015, que es cuando se asignarán los derechos del pago básico de la nueva PAC, los ganaderos tienen que inscribirse en el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA) para la declaración de pastos y los agricultores, en otro registro similar de explotaciones agrarias que en Andalucía no existe aún, pero que tendrá que crear la Junta de Andalucía, según explicó a Asunción Fernández de Castillejo en www.abc.es Antonio Caro, jefe de los servicios técnicos de ASAJA Sevilla. En cualquier caso, sólo las hectáreas que tuvieron subvención en 2013 podrán recibir el pago básico.

    Igualmente, para poder ser beneficiario de la PAC hay que demostrar que se realiza actividad agraria. La actividad agraria sobre las superficies de la explotación podrá acreditarse mediante la producción, cría o cultivo de productos agrarios.

    Para ello se precisará la declaración del cultivo o aprovechamiento que se realiza en cada parcela o recinto, indicando, en el caso de pastos, el código de la explotación REGA del beneficiario, que deberá corresponder a especies ganaderas compatibles con el uso del pasto y cuya dimensión deberá ser compatible con la superficie de pastos declarada.

Guía de ASAJA para tener claro los cambios

    Según, una guía elaborada por ASAJA Sevilla sobre la nueva PAC, hay algunas novedades en cuando a las exigencias que habrá sobre los pastos para que se consideren que tienen actividad agraria: la más importante es que tiene que haber una relación entre las hectáreas de pastos y las cabezas de ganado. Por ejemplo, para el caso del vacuno es de 0,20 UGM (Unidad Ganadera Mayor) por hectárea, cinco hectáreas por vaca.

   También se exige la el mantenimiento de las superficies de pasto o cultivo en estado "adecuado". Para demostrar esto hay que elaborar una lista de actividades y conservar la documentación acreditativa de gastos y pagos de esas labores. Hay que hacer al menos una actividad de mantenimiento.

    De los pagos de la PAC se pueden excluir las tierras en abandono y en este caso, Antonio Caro llama la atención sobre el hecho de que si hay recintos que se quedan en barbecho varios años pueden provocar una inspección para ver si están en estado de abandono.
Regionalización

    Una vez cumplidos todos los requisitos que se exigen para ser perceptor de la PAC, el pago básico que recibirá cada agricultor va a depender de la comarca agraria en que esté inserto y, en este sentido, hay que tener en cuenta que no son comarcas geográficas. De hecho, el modelo de regionalización de los pagos por el que se ha optado —con el consenso entre Ministerio y Comunidades autónomas— toma como punto de partida la comarca agraria y, dentro de ella, el uso de las superficies agrícolas: tierras de cultivo de secano, de regadío, cultivos permanentes y pastos.

Un número "idóneo" de comarcas

   Sobre esta base se hacen regiones, agrupando en una misma región a las comarcas y tipos de superficies con importes actuales de ayuda por hectárea semejantes. Y es dentro de estas regiones donde se aplica la convergencia interna o asimilación de las ayudas que impuso la UE. Al estar agrupadas las tierras con importes semejantes en una misma región, el efecto de la convergencia se minimiza, aunque hasta que no se desvelen los importes no se sabrá en realidad.

   Lo que sí se sabe —porque ya se ha acordado— es que habrá entre 22 y 24 regiones, algo que, según Antonio Caro, «se ha considerado idóneo para que, por una parte, no varíen mucho los importes de cada perceptor pero que tampoco se limite demasiado la transmisión de derechos ya que sólo se pueden transmitir dentro de la misma región».

    Para estos cálculos se han tenido en cuenta tanto los importes que se venían recibiendo en concepto de Pago Único, como el importe no acoplado de prima por vaca nodriza y otras primas como la del tabaco o el algodón.

(Foto: www.agronewscastillayleon.com)