El cambio de Estatutos en la Interprofesional del Rioja “puede romper” el espíritu de consenso

0
5

      Una representatividad que se restará a la de las Organizaciones Agrarias, en lugar de permitir que las cooperativas acrediten su peso en el sector comercial (en función de los litros de vino embotellado que comercializan).

    Sobre la disminución del quórum necesario para conformar las reuniones y que las abstenciones ya no computen como votos negativos, EHNE, UAGA y UAGR opinan que esta nueva regulación se hace con la clara intención de pasar por el rodillo de las mayorías al sector vitivinícola riojano, en una actitud que muestra su escaso respeto por el resto de organizaciones.

Un error estratégico como medida de presión

      Además, para las Uniones de COAG supone un grave error estratégico, ya que impedirán efectivas medidas de presión como las que se han tomado en los últimos años: Será mucho más difícil reunir los votos necesarios para que los viticultores logren posturas de bloqueo ante graves ataques de las grandes bodegas, aparte de que todas las reuniones podrían conformarse con la única presencia de las cooperativas por los productores, o del Grupo Rioja por los comercializadores.

    De cara a la aprobación de las normas de vendimia para la presente campaña, las tres Uniones proponen rendimientos limitados a lo que marca el Reglamento de la DOC Rioja (6.500 kilos/hectárea para variedades tintas, y 9.000 para blancas). Esta decisión se basa en la demostrada estabilidad para el sector que tiene la contención de la producción, máxime tras los años de debacle sufridos por los viticultores en los últimos tiempos y la incertidumbre actual del mercado del vino.

      Tras la escasa producción de las tres pasadas campañas, y ahora que parece recuperada la rentabilidad de los precios, EHNE, UAGA y UAGR consideran suicida un aumento de rendimientos que supusiera la generación de los perniciosos stocks de vino.

(Foto: Archivo es.globedia.com)