El campo madrileño ha perdido un tercio de sus agricultores y ganaderos desde 2008

0
26

      La dispersión y la fragmentación son otras de las constantes en este sector, en el que varias organizaciones se han batido para obtener la máxima representatividad en un contexto de escasa participación en los procesos electorales, de alta abstención.

      En las elecciones al campo celebradas el martes, votaron 1.147 personas y todas las candidaturas presentadas lograron obtener al menos el 10% de sufragios, lo que les acredita como "representativas" y, por tanto, como interlocutoras oficiales con las administraciones, organismos y entidades que la tienen prevista.

     Asaja -que se ha coaligado con el Grupo de Empresarios Agrícolas (Gea-Madrid) para esta cita-, revalidó la mayoría absoluta conseguida en los anteriores comicios -con 646 de los 1.147 votos-, lo que le asegurará 15 vocales en el Pleno de la Cámara Agraria de la Comunidad de Madrid (uno menos que ahora).

      Los otros diez miembros del Pleno se reparten entre la Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de Madrid (Ugama), con 4; la Asociación Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Agim-COAG), con 3; y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), con 3; al obtener 206, 135 y 130 votos, respectivamente.