El campo ya calcula reclamar unos 25 millones de euros por el cobro del céntimo sanitario

0
9

     Como ya adelantó agroinformacion.com el sábado día 1, el sector agrario extremeño ha pagado, entre enero de 2002 y diciembre de 2012, más de 28 millones de euros por la recaudación ilegal del impuesto llamado céntimo sanitario, esta cantidad solo es en concepto del combustible utilizado por la maquinaria agrícola, sin contar los vehículos de transporte que utilizan los agricultores. De estos 28 millones de euros, La Unión de Extremadura exige al Ejecutivo regional "la inmediata devolución al sector agrario de 14,85 millones de euros recaudados de manera ilegal en los últimos cuatro años".

    Ahora ha sido COAG Murcia la que  ha salido a la palestra y señala que en estos dos años de aplicación en la Región, el consumo de Gasóleo B, que es el que se utiliza en las labores agrícolas y en la pesca, según los datos oficiales de la Consejería de Agricultura y Agua, fue de 174.288.000 litros en 2011, y de 147.732.000 litros en 2012, por lo que la cantidad cobrada de más a agricultores y ganaderos es superior a los 9,7 millones de euros (2,6 M€ en 2011 y  7,1 M% en 2012). Si a esto se le añade una cantidad estimada para transporte en furgonetas y camiones de 4 M€, la previsión de devolución del céntimo sanitario sobre el importe facturado por los autónomos del sector agrario, puede aproximarse los 14 millones de euros.

     Por ello, COAG ya ha iniciado los trámites para que los agricultores y ganaderos puedan pedir esta devolución preparando con ellos toda aquella documentación que les sea requerida, incluida la solicitud oficial que lo haga posible.

    Asimimso, receurda que el llamado “céntimo sanitario”  no era otra cosa que un nuevo impuesto sobre la venta minorista de hidrocarburos, que se aplicó en la Región de Murcia desde enero de hasta diciembre de 2013, en una cuantía en los primeros momentos de su implantación de 2,4 céntimos por litro de gasolina y 1,2 por litro de gasóleo, lo que duró hasta noviembre de 2012, en que el nuevo tributo se subió a 4,8 céntimos por litro.  A partir del 1 de enero de 2013 el Estado, que ya sabía que era ilegal el cobro de este impuesto, lo integró dentro del Impuesto de Hidrocarburos que se paga al repostar gasolina y gasoil.

Enfado con los políticos y rechazo a asumir su pérdida

     Pese a estos cálculos, las organizaciones agrarias son conscientes de que ahora se abre un difícil panorama para poder cobrar estas cantidades que deberán pasar obligatoriamente por los tribunales. Para ello, habrá que tener las facturas del gasóleo pagado y esperar a que se determine quién es la administración correspondiente a la que denunciar, ya que las CCAA han propuesta que sea el GOobierno central l que asuma este coste, al ser suya la iniciativa, y desde el Ejecutivo se rechaza inicialmente esta posibilidad.

    Lo que sí está claro es que ninguna OPA está dispuesta por ahora a permitir que todo quede en el aire. Así La Unión de Extremadura ya ha dejado claro que "no son  admisibles las declaraciones de responsables políticos que comentan la supresión de este impuesto de manera progresiva, pero que no tienen previsto su devolución".

    Desde COAG se va más lejos y destaca "la desvergüenza con que nuestro Gobierno actúa con los ciudadanos a los que trata como si nuestros bolsillos fueran un “pozo sin fondo” en donde meter la mano para cuadrar sus cuentas.
Pasó con el robo perpetrado contra los productores fotovoltaicos y del resto de energías alternativas, como la eólica y la de cogeneración y, ahora, pasa con el céntimo sanitario que, aún teniéndolo que devolver ya que el fallo del Tribunal tiene carácter retroactivo al entender la UE que no se ha obrado de buena fe y se siguió cobrando el impuesto después de que se le advirtiera de su posible ilegalidad".