El caudal del Ebro aumenta y amenaza con convertirse a otra avenida extraordinaria

0
27

       Para la tarde del 16 y la madrugada del 17 se esperan precipitaciones que podrían dar lugar a nuevos repuntes por el incremento generalizado de caudales en los afluentes de ambas márgenes de la cuenca alta del Ebro, entre la cabecera y la cuenca del Aragón y del Sistema Ibérico de La Rioja.

     Los afluentes están experimentando en todos los casos crecidas ordinarias, pero en el eje del Ebro, en su tramo entre Miranda de Ebro y hasta aguas arriba de Castejón, "los caudales pueden acercarse hoy a los de avenida extraordinaria, por debajo, eso sí, de los registrados en el último episodio de finales de enero".

Logroño y Miranda serían las zonas más afectadas de nuevo


     En el caso de Miranda de Ebro, se esperan caudales entre los 700-800 m³/s y en Logroño entre los 1.100-1.200 m³/s a partir de esta noche, mientras que en Castejón se esperan para hoy unos caudales entre los 1.300-1.500 m³/s, considerados como crecida ordinaria.

     La CHE advierte de que se esperan nuevas precipitaciones para la tarde de hoy y la madrugada del martes, que junto a la fusión de la nieve todavía existente podría conllevar nuevos repuntes de caudal para mañana, aunque todavía no se puede saber si superiores o no a los de esta jornada.

     Estas lluvias contribuirían a incrementar el caudal en el tramo medio del Ebro, por lo que de cumplirse las previsiones se espera que en Castejón puedan alcanzarse entre los 1.600-1.800 m³/s, ha informado en un comunicado la CHE.

     Los afluentes que han sufrido repuntes en su caudal, muchos de ellos con tendencia ascendente, son Nela, Jerea y Omecillo (izquierda) y Rudrón, Oca y Oroncillo (derecha), a los que se han sumado aguas abajo de Miranda de Ebro los ríos Zadorra, Bayas y Tirón.

     En el tramo alto del Nela, se han alcanzado 120 m³/s, en Villarcayo; en el Jerea, 100m3/s, en Virués; en el Rudrón, 60 m3/s en Valdelateja; en el río Oca, en Oña, el máximo ha sido de 50 m³/s y en el Oroncillo, en Orón, de 30 m³/s.

      En el Bayas, en Miranda de Ebro, el máximo ha sido de 145 m³/s; el Zadorra, en Arce, se encuentra estabilizado en 275 m³/s; mientras que en el Tirón, en Haro, ha tenido como caudales punta 50 m³/s, según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica.