El cava catalán mira la campaña de Navidad con preocupación por la tensión soberanista

0
10

      En 2010, de hecho, y tras varios años de caída, el mercado interior consiguió repuntar y alcanzó 95,6 millones para volver a caer después con fuerza. Freixenet ha tenido que replegar ya su actividad comercial en el conjunto del país y Codorníu registró el ejercicio pasado unas pérdidas de 5,9 millones, en el peor año de ventas en España de su historia reciente, según recogen Javier Romera  y Gema Boiza en www.expansion.com

     Pedro Bonet, presidente del Consejo Regulador del Cava y hermano de José Luis Bonet, presidente de Freixenet, admite que, "al margen de la crisis económica, es cierto también que hay un boicot comercial que nos ha hecho daño".

     Bonet prefiere no pronunciarse sobre la evolución del sector durante los próximos meses -en el primer semestre la caída se ha ralentizado algo, con una caída de sólo el 0,43%, a la espera de la campaña de Navidad-, pero admite su preocupación por la escalada de la tensión política.

La escalada de tensión política puede afectar al sector

     "Es evidente que la escalada de la tensión podría afectarnos. Lo que nosotros reclamamos como sector es que los políticos establezcan un diálogo y lleguen a un acuerdo. Mientras tanto, no nos queda otra salida que seguir trabajando por el futuro de nuestro sector y de nuestras empresas", dice Bonet.

    El consejo regulador del cava no desglosa las ventas por comunidades autónomas, sino por zonas de ventas. Sin embargo, sí que diferencia las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona. Y en la capital de España, el hundimiento de las ventas de la bebida espumosa sería, en teoría, más fuerte.

    Según los datos de la consultora AC Nielsen, si hace cinco años Madrid representaba un 10,5% de las ventas, ahora apenas supone un 6,9% y con una tendencia además de forma clara a la baja, según todas las fuentes consultadas.

     Eso significaría que desde 2009, justo antes de que CiU ganara las elecciones autonómicas, las ventas del cava se han desplomado un 40%, pasando de 9,2 millones de botellas a tan sólo 5,6 millones.

     Bonet insiste, no obstante, en que AC Nielsen trabaja con muestreos y que "la caída en Madrid no es tan acentuada". De hecho, la sitúa en una proporción similar al del resto de España, de alrededor de un 20% en los últimos años, lo que ha llevado al sector al nivel de ventas de hace 30 años.