El champán le declara la guerra al cava en verano y… en las zonas de lujo

0
8

   El director de Perrier-Jouet en España, Jorge Navarro Dols, ha recordado que, pese a la crisis, España atrae a muchos visitantes con alto poder adquisitivo, entre ellos británicos, chinos, japoneses, americanos o rusos que acuden a restaurantes y hoteles de lujo y son consumidores de champán, lo que hace que este producto no esté "sufriendo" especialmente.

    "Estamos creciendo respecto a años anteriores", ha añadido Navarro, quien remarca que Perrier-Jouet no nota el descenso de venta de otras casas que operan con enseñas de perfil y precio bajo.

    "El verano es clave para nosotros, porque recibimos a ese público de poder adquisitivo, tanto español como extranjero": concentra una cuarta parte de la venta anual del champán.

   Comercializó en 2012 unos 308 millones de botellas en el mundo, el 50% en Francia y, el 50%, en el mundo. En España, la cifra de negocio en España alcanzó los 54,8 millones de euros en 2012, un 12,4% menos que en 2011, con 3.126.000 botellas (-15,2%), lejos de las cifras previas la crisis (en 2007, por ejemplo, fueron 4,5 millones de unidades).

    "Esperamos un buen resultado este verano, especialmente si el turismo de calidad sigue visitando nuestro país", ha indicado Jordi Vinyals, de Laurent-Perrier, quien agrega que, curiosamente, España ha sido el país donde han tenido "excelentes resultados", tras aumentar ventas del 21 % en 2012", pese a la crisis.

    Atribuye estas mejoras, especialmente, al buen comportamiento de su producto estrella, "Cuvée Rosé", "que goza de una aceptación extraordinaria entre los conocedores y amantes de los champanes rosados de alta gama", ha remarcado el portavoz de una compañía que mejoró sus cifras de ventas en todos los continentes en 2012.

    En España operan actualmente un centenar de marcas introducidas por diferentes importadores, aunque sólo cinco de ellas acaparan cerca del 80% de la cuota del mercado nacional.

    Entre las más fuertes, Louis Vuitton Moet Hennessy (LVMH) que cuenta con cinco referencias "top" en ventas -entre ellas Ruinart, Veuve Clicquot y Moet-, aunque también hay otros grupos champaneros fuertes como Boulanger, Taittinger o G.H.Mummm.

El mercado de lujo aguanta bien la crisis


    Respecto a las marcas que intentan hacerse un hueco entre el "top" de las más vendidas destaca Nicolas Feuillate, relativamente desconocida en España, a pesar de ser la más consumida en Francia y la tercera del mundo, tras Moet & Chandon y Veuve Clicquot.

    Fuentes de esta compañía ha asegurado a Efeagro que el mercado del lujo "aguanta bien la crisis" y, aunque se agranda la brecha entre la clase media y "la alta, esta última "sigue consumiendo" productos gourmets", entre los que figura en champán.

    El portavoz de Grupo Príncipe de Viana -empresa que importa y distribuye en España el champán de Jacquart- Javier Basabe, ha señalado la fuerte competencia en el mercado español.

     Basabe ha opinado que, en España, donde apenas llevan dos años, se valora más la marca que la calidad, lo que complica el desarrollo de enseñas nuevas como la suya ante el inmenso poder de las grandes multinacionales del lujo francés, que lideran la cuota de mercado. En su caso, ponen el foco y su punto de mira en la hostelería, la restauración y el universo gastronómico.