El cine y la televisión enfocan al mundo rural y le ayudan a revitalizarlo

0
13

   Desde entonces, y gracias este proyecto, se han creado seis empresas, "apenas hay paro", se siguen organizando actividades relacionada con los pitufos y unas 175.000 personas han visitado el municipio, según señala a Efeagro el alcalde de Júzcar, David Fernández.

    Una serie de ficción, Hispania, rodó parte de sus exteriores en algunos municipios de la comarca de la Vera, en Cáceres, donde fue "un importante revulsivo" para la zona, indica una de las responsables de la oficina de turismo local, Noelia Hernández.

    El equipo de rodaje se alojaba durante semanas en los hoteles de la zona y los turistas se interesaban por conocer los paisajes que salían en la serie, donde además permanecían los campamentos "muy cuidados" de un año para otro, resalta Hernández.
 
   Otra serie de televisión "Doctor Mateo", convirtió a Lastres (Asturias) en un plató de televisión, lo que según María Llera, desde la Oficina de Turismo local, "daba mucha vida al pueblo, por lo que los vecinos estaban encantados".

    Según sus datos, se duplicó el numero de turistas, por lo que surgió la idea de hacer una ruta que reuniera las localizaciones más famosas, como la casa del médico o la taberna.

    Todo aquello "aún trae cola" subraya Llera, porque aún siguen viniendo "fieles seguidores de la serie".

    En Santander, el Palacio de la Magdalena, con más de un siglo de historia, es ya para muchos turistas "el Gran Hotel", y triplica ya el número de visitas desde la emisión de esta serie.

     Desde la dirección del Palacio, Lola Sainz, detalla que el rodaje coincide con actividades congresuales pero sin afectar a su desarrollo, e incluso muchos asistentes celebran encontrarse con parte del reparto como Amaia Salamanca, Concha Velasco o Yon González.

    Esta serie ha cambiado la vida de este palacio, que ya es reconocido por los turistas de Francia, Rusia o Gran Bretaña (donde también se emite la serie) y que recibe llamadas a diario de personas que quien alojarse en este "hotel", como la de un chico empeñado en regalar a su novia una noche en la habitación que ocupa en la ficción su actor favorito.

    En Castilla-La Mancha, el rodaje de "Amanece que no es poco" dejó huella en una zona "rural y deprimida, donde no hay mucho trabajo, y donde se intenta reflotar el turismo con ayuda de esta película", destaca la concejal de Ayna Esther Sánchez.

    Por ello, se ha creado una ruta temática que repasa por los municipios de Ayna, Liétor y Molinicos los exteriores donde José Luis Cuerda dirigió su rodaje en 1988, un itinerario que incluso cuenta con un centro de interpretación, "todo un estímulo que ni se imaginaban".

    Si se vuelve la vista al blanco y negro, hay un pueblo que pasará a la historia de la mano de Luis García Berlanga y su genial "Bienvenido Mr Marshall", Guadalix de la Sierra (Madrid).

    La concejal de Comunicaciones y Hacienda del municipio, Anabel Esteban, asegura que fue "un hecho histórico" donde participaron como extras prácticamente todos los vecinos.

    Una estatua que representa al actor Pepe Isbert -que interpretaba al alcalde- en el balcón del ayuntamiento donde pronunció su famoso discurso, y otras representaciones como el cartel del "Welcome" recuerdan al viajero la huella del rodaje en Guadalix.

    En el caso de las "Crónicas de un pueblo", el reflejo de la vida rural de la España de los 70 sirvió a Antonio Mercero de "opera prima" para su andadura en televisión, la localidad elegida fue Santorcaz (Madrid), donde según reconocen en el ayuntamiento, más de cuatro décadas después del estreno aún hay personas que llegan al municipio preguntado por aquella grabación.