El Combatir la desertificación contribuye a mitigar el cambio climático en México

0
7

Semarnat.-Este 17 de junio se conmemoró el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación, cuyos trabajos se centrarán especialmente en los terrenos forestales de las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas del mundo bajo el lema: "Los bosques mantienen activas las tierras secas".

Por ello la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales da a conocer que todas las acciones a favor de la conservación y mejoramiento de los recursos naturales; como es la lucha contra la desertificación, contribuyen sin excepción a la mitigación del calentamiento global.

El gobierno mexicano ha emprendido una serie de acciones en todo el país para contrarrestar este fenómeno y ha promovido acciones para detener, revertir y mitigar sus impactos, instaurando una Agenda Nacional sobre Desertificación 2011; la cual consta de una actualización del Panel de Expertos Nacionales de Lucha contra la Desertificación y sesiones del Sistema Nacional de Lucha contra la Desertificación (SINADES).

En los últimos cuatro años se han realizado trabajos de conservación y restauración de suelos en las denominadas tierras secas del país. En el periodo que va de 2007 a 2010 se tiene un total de 853 mil 433 hectáreas con obras de conservación y restauración de suelos.

La Comisión Nacional Forestal informa que en el país no solamente las zonas áridas son vulnerables, sino que la degradación de suelos en México abarca 93.5 millones de hectáreas en categoría ligera, moderada, severa y extrema, además que si se considera la degradación de tierras ocasionada tanto por causas naturales como antrópicas, la estimación asciende al 70 por ciento del territorio.

Cabe mencionar que entre los principales factores antropogénicos que derivan en procesos de desertificación está la agricultura, la ganadería, la deforestación, el desarrollo urbano e industrial y los cambios de uso de suelo.

México desde 2010 cuenta con el Cuarto Informe Nacional ante la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), como uno de los compromisos ante esta Convención que presenta los indicadores de desempeño y su contribución a la meta de prevenir este fenómeno.

En dicho documento destaca que en México existen 517 organizaciones de la sociedad civil participantes en proyectos relacionados con la degradación de tierras, desertificación y la sequía; 140 instituciones de ciencia y tecnología; además de que el Gobierno Federal dispone de un sistema de vigilancia del medio ambiente que cubre parcialmente la degradación a nivel nacional.

También se cuenta con los sistemas de vigilancia disponible a nivel subnacional que contribuyen a la presentación de informes a la Convención como son el Inventario Nacional Forestal y de Suelos; el Monitoreo de la Sequía de América del Norte; el Monitoreo de los principales ríos y presas del país; el Monitoreo agroclimático de cultivos; el Sistema de Monitoreo del Cambio en la Cobertura del Suelo de América del Norte (NALCMS) y el Sistema de detección de puntos de calor (incendios agropecuarios y forestales).