El Comité Estatal de Coordinación de Incendios Forestales hace balance de la campaña 2012

0
7

También estarán presentes responsables de la Agencia Estatal de Meteorología y de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; y del Departamento de Seguridad Nacional de Presidencia del Gobierno. 

BALANCE DE LA CAMPAÑA 2012 Durante 2012 se han producido un total de 37 grandes incendios forestales (aquellos mayores a 500 ha) que han quemado una superficie forestal total de 135.358,57 ha, lo que supone un 68.2 por ciento de la superficie total afectada en lo que va de año.   Desde comienzo de año, la mayor actividad de los medios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en territorio español se ha localizado en Castilla y León (478 intervenciones), seguida de Galicia (387 intervenciones) y la Comunidad Valenciana (252 intervenciones).

En total los medios del Departamento han realizado 2.194 intervenciones (se entiende por intervención la actuación diaria de un medio en un incendio)  y se han efectuado un total de 6.707 horas de vuelo y 32.861 descargas. A estas intervenciones se añaden las 18 realizadas en apoyo a Portugal, donde se efectuaron 78 horas de vuelo y 146 descargas.

En lo que se refiere a las actuaciones coordinadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y en las que participan los medios de este Departamento, los datos provisionales suministrados por las CCAA hasta el 31 de octubre muestran un total de 14.684 incendios,  un 9,7 por ciento inferior a la media de incendios registrados el último decenio.   La superficie forestal afectada  asciende, sin embargo,  a 198.827 hectáreas, dato muy superior a la media del último decenio, ya que supone un incremento del 76,9 por ciento. El  43 por ciento  de esta superficie  corresponde  a los incendios que se han producido en la región mediterránea, el 16 por ciento del total. Asimismo, el 34,3  por ciento de la superficie forestal afectada se encuentra al Noroeste de la Península, donde se han producido el 51,5 por ciento de los siniestros.

Un total de 11 grandes incendios se ha producido en la Región Mediterránea, con una superficie quemada de más de 83.000 hectáreas. Se han registrado siniestros como los de Cortes de Pallás (Valencia) de 27.939 ha, Andilla (Valencia/Castellón) de 19.691 ha o Chulilla (Valencia) 5.713 ha. El mayor incendio en superficie registrado este año ha sido  el de Castrocontrigo en León, que quemó un total de 11.179 ha.

Es importante resaltar la simultaneidad de grandes incendios que se han producido en las Islas Canarias este verano (incendios de Vilaflor y El paso) en el mes de julio y Villa de Mazo y Alajeró a principios de agosto.

El incendio de Alajeró en la Gomera comenzó el 4 de agosto y se reactivó el día 10. De las 3.989 hectáreas de superficie forestal quemada, más del 80 por ciento afectó a espacios incluidos en la Red Natura 2000. Durante este incendio el Ministerio realizó un despliegue extraordinario en apoyo a Canarias, con 5 aviones anfibios de gran capacidad, Marruecos proporcionó ayuda con 2 aviones anfibios más.

DIRECTRIZ BÁSICA DE PROTECCIÓN CIVIL La Directriz Básica de planificación de protección civil de emergencia por incendios forestales vigente se aprobó por Acuerdo de Consejo de Ministros el 18 de marzo de 1993. En ella se establecen los requisitos mínimos sobre fundamentos, estructura, organización, criterios operativos, medidas de intervención e instrumentos de coordinación que deben cumplir los Planes especiales de emergencias por incendios forestales.  

Esta Directriz, junto con el Plan Estatal de Protección Civil para emergencias por Incendios Forestales, constituyen la base para la elaboración de los Planes Especiales de Emergencia de incendios forestales por parte de las Comunidades Autónomas. En la actualidad, sin embargo, el desarrollo legislativo autonómico en materia de emergencias, así como la aprobación y desarrollo de legislación básica  en materia de montes y medio ambiente, el desarrollo del marco organizativo y funcional de la Administración General del Estado (AGE) para hacer frente a los incendios forestales en apoyo de las CCAA y los medios de los que la AGE dispone, aconsejan una revisión de la Directriz.  

La modificación de la misma pretende conseguir una mejora de sus condiciones de aplicación, facilitando los mecanismos de cooperación y coordinación de las diferentes administraciones públicas implicadas en la lucha contra los incendios forestales Todo ello con el objetivo de  alcanzar una mayor eficacia y eficiencia y contribuir a disminuir las graves consecuencias que los incendios forestales tienen en la población, los bienes y el medio ambiente.