El Congreso aprueba la ley que regulará las denominaciones de origen supraautonómicas

0
23

     E l objetivo es garantizar una información adecuada y veraz al consumidor, así como el respeto a la competencia leal; para ello, se regula la protección desde la producción a la comercialización, presentación, publicidad y etiquetado, así como su utilización como nombres de dominio en internet.

     A su vez, se reconoce y refuerza el papel de los Consejos Reguladores como órganos de gestión de las DOP e IGP, y de colaboración de la administración.

     En la norma se crean nueve corporaciones de Derecho Público para Consejos Reguladores de las DOP o IGP que comunicaron su voluntad de acogerse a esa fórmula: Cava, Rioja, Jumilla, Idiazabal, Jamón de Huelva, Carne de Ávila, Guijuelo, Espárrago de Navarra y Arroz Calasparra.

     Tras esta votación el proyecto de ley pasa al Senado, y si no hay enmiendas, termina su tramitación antes de la entrada en vigor; si se presentan, volverá al Congreso.

Respaldo de la oposición y matices de los nacionalistas por temas competenciales


     El portavoz de Agricultura del PP en el Congreso, José Cruz Pérez Lapazarán, ha destacado en su intervención la importancia de la normativa para "muchas denominaciones y muchas comunidades autónomas", por facilitar un marco jurídico y reforzar los Consejos Reguladores de las DOP e IGP, así como por propiciar la creación de otras nuevas.

     Entre las enmiendas presentadas por los grupos, el PP ha aceptado algunas "transaccionadas" con el PSOE y el PNV, aunque de carácter muy técnico.

     En nombre del PSOE, el diputado César Luena ha manifestado que su grupo parlamentario apoya el proyecto por considerar que la ley supone "un paso adelante" para las DOP o IGP cuyo ámbito sea superior al de una comunidad autónoma.

     Luena ha criticado, no obstante, que algunas propuestas transaccionales impulsadas por el PP y aprobadas no hayan satisfecho a los socialistas, ni hayan tenido en cuenta sus peticiones.

     Se ha referido, en concreto, a una para garantizar que los Consejos Reguladores certifican el origen de los vinos -que había reclamado la DOP Rioja- y a otra sobre la definición de "vino de pago calificado".

     Por su parte, CiU y PNV han justificado su abstención, entre otros motivos, por considerar el "carácter unificador" de la ley y los posibles problemas de ámbito competencial.

     En el caso de Izquierda Plural, ha presentado enmiendas, no aceptadas, en las que reflejaba que la norma presenta a su juicio dificultades relacionadas con las inspecciones.